economía

Luz roja en la construcción: 2.540 empresas, a punto de cerrar y 300, en concurso

El sector se enfrenta a una oleada de quiebras por el encarecimiento de las materias primas y la energía
Obreros, durante el forjado de una infraestructura.
Obreros, durante el forjado de una infraestructura. E.E.

Como reza un dicho popular español, cómo ha cambiado el cuento en la construcción. Mientras que en 2008 se terminaron 563.631 viviendas, durante el pasado año no llegaron a las 70.000. “España necesita 100.000 viviendas”, afirmó David Martínez, CEO de Aedas Homes, en el evento Iberian Reit & Listed. Ese más de medio millón de inmuebles de 2008 fue el germen de lo que se conoció como burbuja inmobiliaria. Había de todo, y sobraba de todo: mano de obra, materiales, financiación… Hoy, el sector tiene una carencia de 700.000 trabajadores, según la Confederación Nacional de la Construcción (CNC).

Mano de obra necesaria para, por ejemplo, poder ejecutar los fondos europeos Next Generation. Y de los materiales, aparte de que se han encarecido una barbaridad, no llegan, o lo hacen con cuentagotas. Algo que ya sucedía antes de la huelga de los transportistas. Eso ha dado lugar a que la promotora Aedas Homes esté incluyendo en los contratos que ahora firma una cláusula relacionada con el precio del acero y el hormigón, por ejemplo.

El resultado de todo ello es que las viviendas que salen ahora al mercado son, de media, 100.000 euros más caras que las usadas. Por tanto, se construye poco, y para bolsillos inquietos. Por no hablar de la obra pública. Lo que se traduce en que se encienda la luz roja en el sector.

Ya lo viene diciendo el presidente de Fepeco en la Provincia, Óscar Izquierdo, “la construcción está pasando por un momento dramático y muchas empresas van a tener que cerrar ante la imposibilidad de afrontar los precios”.

Entre enero y marzo, y a nivel general, las insolvencias empresariales han crecido un 7,1%. Son datos del BOE recogidos por Iberinform. En el caso concreto de la construcción, ese porcentaje es del 44%. Y eso que en España está vigente la tercera prórroga de la moratoria concursal hasta el 30 de junio de 2022. Dicha prórroga exime a las empresas que estén en situación de insolvencia que se declaren en concurso de acreedores. Pero, a pesar de este escudo legal, los datos reflejan un incremento de los niveles de concursalidad. De hecho, es el sector de construcción e inmobiliario el que encabeza las insolvencias, con el 24% del total. Por lo que respecta a las disoluciones, solo en el mes de marzo aumentaron un 14% con respecto al mismo mes de 2021. En el sector de la construcción e inmobiliario, ese porcentaje fue del 22% del total, según Iberinform.

TE RECOMENDAMOS