fútbol

Ramis, cerca del top 10 de técnicos con más partidos dirigidos

El entrenador tarraconense podría sobrepasar al tinerfeño Olimpio Romero y al madrileño Carlos Muñiz si llega hasta el último encuentro de la promoción de ascenso

Luis Miguel Ramis sigue escribiendo su propia historia en el CD Tenerife. El entrenador tarraconense dirigió el pasado fin de semana su septuagésimo partido al frente del equipo blanquiazul, cifra que le acerca al Top10 de entrenadores con más encuentros oficiales entrenando al club representativo tinerfeño. Tiene a tiro, nada más y nada menos, que a Olimpio Romero, quien en las temporadas 71/72, 78/79 y 79/80 dirigió un total de 74 choques al cuadro de su tierra.

El catalán sobrepasará esa cifra dentro de cuatro jornadas. Es decir, en la 40, cuando sus jugadores se midan al Málaga en el Heliodoro. Ramis habrá igualado el registro de Romero, un mito para el tinerfeñismo tristemente fallecido.

Después de ese choque tendrá a tiro a Carlos Muñiz, a quien tendrá la posibilidad de pillar si el Tenerife se clasificase para disputar el play-off de ascenso. Suponiendo que el equipo llegase a disputar todos los partidos de esa promoción, lo que supondría que estaría a un paso de subir a Primera División, Ramis sumaría un total de 80 partidos. De esta manera, también sobrepasaría a Muñiz, madrileño que dirigió al Tenerife en los cursos 52/53, 53/54, 54/55 y 55/56. Fue el encargado de llevar al club blanquiazul a las categorías nacionales en la histórica promoción ante el Orihuela.

Algo más lejos le quedan ya las 81 veces que se ha sentado Martín Marrero en el banquillo birria, las 82 de Dragoljub Milosevic, las 99 de García Verdugo o las 102 de Jorge Valdano. Y a muchísima más distancia están los cuatro preparadores que más veces han defendido el escudo blanco y azul: José Luis Oltra, con 160 encuentros; Álvaro Cervera, con 110; José Luis Martí, con 108, y Jupp Heynckes, con 104.

En su trayectoria en la Isla, Luis Miguel Ramis ha cosechado 31 victorias, 17 empates y 22 derrotas. Fue la solución para enderezar el rumbo la pasada temporada cuando el ciclo de Fran Fernández se acabó mucho antes de lo esperado. Solo tres victorias, cuatro empates y seis derrotas provocaron su destitución. Llegó Ramis a la Isla con el bagaje de haber entrenado en la factoría del Real Madrid y al Almería y Albacete en Segunda. Su pasado glorioso como jugador le granjeó rápidamente la simpatía de un afición que necesitaba identificarse con un hombre cercano y que conociera la idiosincrasia de un club particular como lo es el Tenerife.

De manera holgada logró la permanencia, que era el objetivo para el que se le contrató. Se ganó la renovación, aunque no sin algo de debate. Esta campaña se le exigía que el equipo protagonizara un buen arranque liguero y que se pudiera soñar con metas más altas que la permanencia. Así ha sido.

A falta de seis jornadas del final de la fase regular, sus pupilos llevan asentados en puestos de promoción de ascenso desde el mes de octubre y en esta recta final es cuarto con 62 puntos. Una puntuación que le permite tener una cómoda ventaja con respecto al séptimo, que es la UD Las Palmas, y más o menos a tiro el ascenso directo.

Falta rematar el curso y convertirlo en histórico, con una feliz promoción de ascenso. Aunque si no se lograse el añorado retorno a Primera, igualmente Ramis habría cumplido con el cometido que se le encomendó al principio de la temporada.

TE RECOMENDAMOS