cd tenerife

El CD Tenerife ‘resucita’ en San Sebastián y mantiene sus opciones

Los goles de Mario y Elady dan la victoria a los insulares
real-sociedad-b-cd-tenerife
Mario celebra su gol en el Real Sociedad B-CD Tenerife LFP

Había que ganar y se ganó. Lo de menos fueron las formas o el como. El Tenerife derrotó a la Real Sociedad B con dos golazos de cabeza, repartidos en cada uno de las partes, para romper la peligrosa dinámica de resultados en la que se había metido en las últimas jornadas. Mario y Elady devolvieron la tranquildad a un equipo que recupera la cuarta plaza de la tabla, de momento.

Ramis planteó una mini revolución en el once inicial. Para empezar sentó a una vaca sagrada para colocar a Larrea en el medio del campo. También hubo cambios en el centro de a zaga. Sipcic regresó a la titularidad para acompañar a José León. Además colocó a dos bandas rápidas, con Mollejo por la derecha y Bermejo por la izquierdo, que eran los encargados de asistir a los dos puntas: Enric Gallego y Mario González.

Los planes de Ramis funcionaron de entrada con un tempranero gol en el minuto nueve. El doble nueve. Tras un saque de banda y una dejada de Mollejo, Enric Gallego apuntó con el rifle de precisión para servirle un balón que cabeceó suavemente Mario al segundo palo de la portería de Ayesa, que se quedó a medio camino en la salida.

A partir de ahí, el equipo se encontró mucho más cómodo en el partido. La Real B llevaba el balón (la posesión llegó a ser de 78% para los locales), mientras que los de Ramis esperaban atrás parapetados y sin preocupaciones.

La segunda parte arrancó con el mismo guión que finalizó la primera. Ellos manejaban la pelota de manera estéril, mientras que el Tenerife aguantaba juntito cerca de Soriano aguardando a una buena oportunidad para salir a la contra.

Pero le faltaba dar al Tenerife un paso más para matar el encuentro y lo hizo progresivamente gracias a los cambios. Ramis empezó a mover el banquillo en el minuto 65, cuando Elady relevó a Enric Gallego. Nueve minutos después entraron Sergio y Mellot, por Mario y Moore. El mensaje desde el banquillo era claro: aguantar como fuera el 0-1 y los tres puntos. El Tenerife pasó a jugar con un 4-3-3 con Larrea, Aitor y Sergio en el medio.

Justo cuando empezó a funcionar este trivote blanquiazul, la Real B empezó a llegar más al área de Soriano. No eran ataques claros, pero sí se había incrementado el peligro. De hecho la Real B empató en el único disparo que llegó a la portería de Soriano. Centro desde la izquierda y remate de Navarro en el minuto 80. El filial había empatado a falta de diez minutos y las prisas le llegaron a los visitantes.

Ramis actuó desde la banda y metió a Andrés Martín y Corredera en el 84 y tardó solo un minuto el Tenerife en restaurar la ventaja en el marcador. Avanzó Mollejo por el carril izquierdo y le sirve un centro milimétrico a la cabeza de un Elady que se alzó imperioso ante Ayesa para marcar de cabeza el 1-2. Golazo del ‘pichichi’ blanquiazul para volver a respirar.

Lo que quedó de partido fue un camino sin demasiadas complicaciones para un Tenerife finalmente logró romper la peligrosa dinámica que arrastraba en las últimas jornadas.

TE RECOMENDAMOS