la casa blanca

Trump vuelve a pedir ayuda a Rusia

El expresidente de EE.UU. pone en apuros a su propio partido con una nueva solicitud
trump-ayuda-rusia
trump-ayuda-rusia
El presidente ruso, Vladimir Putin, y el expresidente de EEUU Donald Trump. EP

Donald Trump lo volvió a hacer. Como ya nos tiene acostumbrados, el expresidente de Estados Unidos volvió a anteponer sus intereses personales y su recalcitrante sed de venganza al bien nacional, y una vez más, tuvo el descaro de solicitar ayuda política al presidente ruso, Vladímir Putin, sin importarle en absoluto que el mandatario ruso haya ordenado la brutal invasión de Ucrania

Los últimos seis años han servido para demostrar que Donald Trump, básicamente puede salirse con la suya en lo que se le meta entre ceja y ceja, independientemente de que sea inmoral, peligroso o criminal. Cuando se presentaba por vez primera a las elecciones presidenciales llegó a decir en uno de sus mítines de campaña en 2016, que podía pegarle un tiro a alguien en la 5 Avenida y no perder un solo voto de sus fanáticos. Y lo está demostrando, a lo mejor no asesinando a una persona a sangre fría, pero sí ha dado la razón a dictadores asesinos, se ha beneficiado económicamente de su puesto, ha intentado extorsionar a un país extranjero para sus propios fines políticos, ha calumniado de forma desvergonzada a un prisionero de guerra fallecido, ha mentido sobre un virus mortal, ¿ha hecho rociar con gas pimienta a los manifestantes para hacerse una ridícula sesión de fotos?, ha incitado a una insurrección… Con tal currículum, no es de extrañar que este personaje apelara públicamente a Vladímir Putin para que lo ayude a difamar al hijo del presidente actual de Estados Unidos.

La polémica de Trump

Trump lleva repitiendo desde hace más de un año y medio, que Hunter Biden, hijo del presidente Joe Biden, recibió tres millones y medios de dólares de la entonces esposa del ex alcalde de Moscú. Trump comenzó a repetir esta acusación por primera cuando se dio cuenta de que tenía cada vez menos posibilidades de ser reelegido. Sin embargo, esta semana, aparentemente decidió afirmar, sin pruebas, que el presidente de los Estados Unidos también se embolsó el dinero, pidiendo a continuación a Vladímir Putin que revelara la información que tiene tanto sobre Joe Biden como de su hijo.

Coincidiendo con el análisis de CNN, dejando a un lado la afirmación descabellada, obviamente es una locura que un expresidente estadounidense apele abiertamente a un líder extranjero, y mucho menos a uno que actualmente masacra a civiles, para que lo ayude a derribar al actual presidente de la nación, que resulta ser su rival político. Pero volviendo al punto inicial, esta no es la primera vez que Trump hace algo que, si viniera de un demócrata, tendría a los republicanos despotricando sobre la traición y recordándole a la gente cómo Estados Unidos solía tratar con los traidores. Recordemos que en 2016, Trump también apelo a Rusia para que publicara información comprometedora de Hillary Clinton, que dijo en ese momento que podrían usarse para chantajearla, el republicano sugirió públicamente que los piratas informáticos rusos podrían ayudar a encontrar los correos electrónicos de Clinton y dijo: “Rusia, si estás escuchando, espero que puedas encontrar los 30.000 correos electrónicos”.

Ni corto ni perezoso, Trump se lanza de nuevo a solicitar públicamente a un criminal de guerra que lo ayude a destruir a un presidente electo, con quien probablemente se tendrá que enfrentar en los comicios de 2024 si cumple su amenaza de volver a presentarse.

Rechazo de la Casa Blanca

Como era de esperar, la Casa Blanca criticó duramente a Donald Trump por la entrevista en la que el expresidente dijo que Vladímir Putin debería publicar información potencialmente dañina sobre Hunter Biden.

“¿Qué tipo de estadounidense, y mucho menos un expresidente, cree que este es el momento adecuado para entrar en un plan con Vladímir Putin y presumir de sus conexiones con Vladímir Putin?”. dijo Kate Bedingfield, portavoz de la Casa Blanca quien está actualmente sustituyendo a Jen Psaki, quien está de baja por coronavirus, añadiendo que este tipo de cosas solo se le ocurren a Donald Trump. Durante la preparación militar que precedió a la invasión de Ucrania, Trump elogió a Putin como un “genio”, pero una vez iniciado el ataque, cambió de rumbo, para calificarlo de “espantoso”.

La larga y desesperada búsqueda de información comprometedora sobre Hunter Biden que podría ser políticamente perjudicial para el presidente Joe Biden condujo al primero de los dos juicios políticos de Trump, por afirmaciones de que retuvo millones en ayuda para presionar a Ucrania a cambio de que Zelensky diera a conocer datos negativos sobre el hijo de Biden.

Los comentarios de Trump se produjeron en una semana en la que un juez federal dictaminó que “lo más probable es que” el expresidente haya cometido un delito grave al tratar de anular su derrota electoral el 6 de enero, y mientras sus negocios siguen bajo investigación.

Reacción de los republicanos

Los republicanos en Washington se vieron nuevamente envueltos en una situación incómoda, pero a la que ya están acostumbrados, al tener que responder de la nueva polémica provocada por Donald Trump. Los legisladores del ala conservadora han estado presionando al presidente Joe Biden para que sea más agresivo en la asistencia a Ucrania para combatir a Putin, a quien no han dudado en calificar de “matón” y “asesino”, pero ahora se enfrentan a la embarazosa cuestión del papel que el líder de facto de su partido está ejerciendo al apelar directamente a Putin. Pero al igual que con las controversias pasadas de Trump, solo unos pocos republicanos condenan sus palabras y acciones. La gran mayoría simplemente han hecho la vista gorda o dicho que no están al tanto de sus comentarios.

Perspectiva: Trump 2024

Trump ha insinuado repetidamente que está considerando otra candidatura a la presidencia y sigue siendo muy popular entre la base conservadora del Partido Republicano. Según una nueva encuesta de Harvard CAPS-Harris Poll publicada exclusivamente para The Hill esta semana, si las elecciones presidenciales de 2024 se celebraran ahora mismo, el sondeo muestra que Trump obtuvo el 47 por ciento de apoyo en comparación con el 41 por ciento de Biden, con el 12 por ciento del electorado, aún indeciso. 

A la vicepresidenta Harris le iría aún peor en un hipotético duelo con el magnate. El 49 por ciento de los encuestados dijo que elegiría a Trump, mientras que el 38 por ciento se pronunció a favor de Harris. Trump sigue siendo el favorito para la nominación republicana de 2024, con el 59 por ciento de los votantes conservadores diciendo que lo apoyarían si tuviera otra oportunidad en la Casa Blanca. El ex vicepresidente Mike Pence y el gobernador de Florida Ron DeSantis, conocido por promulgar la ley “No Digas Gay”, están empatados en el segundo lugar, obteniendo un 11 por ciento y un 10 por ciento de apoyo, respectivamente.  Sin embargo, en caso de que Trump no vuelva a presentarse, DeSantis suplanta a Pence como favorito. En ese escenario, el 28 por ciento de los votantes republicanos dice que respaldaría a DeSantis, mientras que el 24 por ciento dice que apoyaría a Pence. Por su parte, el senador Ted Cruz (R-Texas) es el único otro aspirante a candidato republicano que obtuvo dos dígitos en la encuesta. El diez por ciento de los votantes republicanos dicen que lo elegirían, según la encuesta Harvard CAPS-Harris Poll. 

Este sondeo anticipado presagia problemas para los demócratas en su esfuerzo por mantener el control de la Casa Blanca después de recuperarlo hace menos de dos años, y en noviembre, con los comicios de medio término para la elección de miembros en el Congreso, el balance podría volver a quedar en manos de los conservadores.

TE PUEDE INTERESAR