sanidad

Luis Ortigosa: “No deberíamos interrumpir la vacunación COVID”

El presidente de la Sociedad de Pediatría de Santa Cruz de Tenerife reclama la importancia de una especialidad que “está en peligro” y da una “calidad de atención tremenda” al niño
Vacunación-COVID-Canarias
Luis Ortigosa, presidente de la Sociedad provincial de Pediatría.

El presidente de la Sociedad Canaria de Pediatría de Santa Cruz de Tenerife y miembro del Grupo Técnico de Vacunas del Gobierno de Canarias, Luis Ortigosa del Castillo, recalcó la importancia de continuar la vacunación infantil frente a la COVID en el Archipiélago con solo el 36% de la población de 5 a 11 años inmunizada con las dos dosis e insistió en la importancia de la profesión pediátrica como especialista de atención a la población infanto-juvenil.

El también miembro del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría señaló que “la vacunación para los niños de 5 a 11 años frente a la COVID empezó muy bien y caló entre los padres, pero surgió con la gran transmisibilidad de la cepa de ómicron”, y se contagiaron muchos niños que aún no se habían puesto ninguna de las dosis o solo la primera, lo que hizo que “muchos padres desistiesen de poner la primera dosis, en el caso de no estar vacunados, o no administrar la segunda porque tendría una inmunidad reforzada”.

Por tanto, en Canarias “ha quedado casi en un 36% de la población infantil inmunizada con las dos dosis, unos 49.000 niños, y casi el 53% con una dosis, más de 72.000”. El mensaje del experto pediátrico es que “no deberíamos interrumpir la vacunación” y recalcó que “son seguras y eficaces”.

Además, “la pandemia parece que está desinflándose” debido a que ómicron no es tan letal ni tiene tanta morbilidad en población infantil, “pero no sabemos si en unos meses pueden llegar mutaciones que empeoren lo que está pasando”. Por tanto, “hay que completar la vacunación de las dos dosis en niños”, y, en el caso de contagiarse de la COVID, “por lo menos a las ocho semanas de esa infección, habría que administrar una dosis de refuerzo”. “Hay que insistir en la importancia de tener unas amplias coberturas frente a todas las enfermedades de las que tenemos vacunas y ni los profesionales ni las familias debemos bajar la guardia”, reiteró.

Cuestionando por la denuncia de que casi 600.000 niños carecen de especialista de referencia en el Centro de Salud, Ortigosa alertó de que “es muy preocupante”. Hace muchos años que viene denunciando “que hay muchos centros de salud en los que los médicos que atienden a los niños no son pediatras y el Ministerio sigue sin convocar nuevas plazas de especialistas. En los próximos cinco años habrán muchas más jubilaciones, con lo que no tendremos un recambio”.

Por tanto, un sistema envidiado en Europa, “con pediatras especialistas con cuatro años de formación que atienden al niño desde que nace hasta los 14 años o, en algunos casos más, hasta 16 o 18 años, y 23 subespecialidades hospitalarias que dan una calidad de atención tremenda, está en peligro”. La intención de las administraciones es llevarnos al modelo donde atenderá al niño un médico general, “por lo que la calidad empeorará y los costos sanitarios y farmacéuticos aumentarán”, denunció.

TE RECOMENDAMOS