crisis migratoria

Cerca de 400 menores migrantes no acompañados son solicitantes de asilo en Canarias

Valido asegura que "el Estado tiene que tomar una decisión" y permitir que se deje a los menores migrantes viajar a la Península o Europa
Cerca de 400 menores migrantes no acompañados son solicitantes de asilo en Canarias
Cerca de 400 menores migrantes no acompañados son solicitantes de asilo en Canarias. | EP

La consejera de Derechos Sociales del Gobierno de Canarias, Noemí Santana, ha informado este viernes en el Parlamento de que en la actualidad hay unos 400 menores migrantes no acompañados solicitantes de asilo en las islas, especialmente malienses, que vienen al archipiélago “huyen de una guerra”.

En respuesta a una pregunta del Grupo Nacionalista en comisión parlamentaria ha apelado a “poner el foco” en esta realidad en un momento en el que se habla de “refugiados políticos” a raíz de la invasión rusa de Ucrania.

Santana ha agradecido también el ofrecimiento de la diputada nacionalista Cristina Valido de preparar una propuesta conjunta en el Parlamento para mejorar la atención a los menores migrantes extutelados dado que es un “reto importantísimo” pues la mayoría de menores que llegan en patera a Canarias cuentan entre los 16 y 17 años.

Ha comentado que las instituciones tienen “una deuda” con ellos porque no tienen “amparo de nadie” y queda “poco tiempo” para trabajar en su integración y no hay suficientes pisos para extutelados para garantizarles una vida digna.

Situación de menos migrantes

En ese sentido ha apuntado que la Consejería trabaja en una estrategia de transición con los ministerios de Derechos Sociales y Educación y a través de la Consejería canaria de Educación, en septiembre se pondrá en marcha un programa formativo para enseñarles oficios.

Valido ha mostrado la “preocupación” de su grupo por que estos jóvenes “quedan sin papeles, sin poder trabajar y sin saber adonde ir” cuando salen de los centros de menores y ha reconocido que “se habla poco” de este problema cuando en pocos meses va a haber cientos de jóvenes migrantes vagando por las calles.

Así, ha comentado que “el Estado tiene que tomar una decisión” y permitir que se deje a los menores migrantes viajar a la Península o a Europa, pues tienen allí contactos familiares, trabajar para que “no acaben en la indigencia” y además “poner la cara colorada” a los países de origen porque no se hacen cargo de los derechos de sus ciudadanos.

TE RECOMENDAMOS