cd tenerife

Habrá derbi canario en la fase de ascenso a Primera División

Tenerife y Las Palmas cruzan sus caminos en la lucha por el ascenso; la ida será el miércoles en Santa Cruz y la vuelta, el sábado en Gran Canaria. Los blanquiazules perdieron ayer (1-2) ante el Cartagena
Tenerife-Cartagena

Habrá derbi canario en la primera eliminatoria de la fase de ascenso a Primera División. La derrota este domingo del CD Tenerife ante el Cartagena por un gol a dos en el Heliodoro, y la victoria de la UD Las Palmas ante el Sporting a domicilio, eleva a los amarillos hasta el cuarto puesto de la tabla, mientras que los blanquiazules terminan la temporada regular como quintos.

Así, el primer partido de la primera eliminatoria del playoff se disputará en el Heliodoro Rodríguez López el próximo miércoles, 1 de junio, a las 20:00 horas. La vuelta, en el Estadio de Gran Canaria, será el sábado, también a las 20:00 horas. El Eibar y el Girona jugarán la otra semifinal, mientras que Almería (1º) y Valladolid (2º) ascienden directamente.

CD Tenerife-Cartagena (1-2)

El CD Tenerife se verá las caras con la UD Las Palmas en la primera eliminatoria de la liguilla de ascenso, después de que los de Luis Miguel Ramis no hicieran bien los deberes en la última jornada y el equipo amarillo sí. Los blanquiazules perdieron tras una desastrosa primera parte ante el FC Cartagena, mientras que tal y como se esperaba, los jugadores amarillos superaron al Sporting de Gijón. El primer choque se jugará el miércoles a las 20.00 horas en el Heliodoro Rodríguez López, mientras que el duelo de vuelta se jugará en el Estadio de Gran Canaria a partir de la misma hora. El ganador se medirá a Eibar o Girona los días 12 y 19 de junio. Precisamente esos dos últimos protagonistas son los que jugarán el otro partido de la liguilla, ya que los eibarreses perdieron ante el Alcorcón, mientras que el Girona no pasó del empate frente al Burgos. En una jornada final de infarto, subieron a Primera División de manera directa el Valladolid y el Almería.

El Tenerife no fue capaz de asegurar una cuarta posición que tenía más que atada hace nada menos que tres semanas, pero la horrenda recta final con tres derrotas consecutivas, mandaron a los blanquiazules a la quinta posición de la Liga SmartBank, y a un dramático derbi canario que, además tendrá como factor campo a favor el Estadio de Gran Canaria. Peor escenario imposible.

Luis Miguel Ramis decidió realizar cuatro cambios con respecto al once que compitió la semana pasada en Ipurúa. La gran novedad de la alineación es la entrada en el lateral izquierdo del canterano Jeremy Socorro. Además el técnico tarraconense metió en la sala de máquinas a Míchel Herrero y Aitor Sanz en detrimento de Sergio González y Corredera. Por último, Elady volvió a salir de inicio y Enric Gallego tuvo que esperar en el banquillo. El Tenerife salió en la última jornada con: Soriano, Moore, Sipcic, León, Yeremy Socorro; Aitor Sanz, Míchel, Rubén Díez, Mollejo, Elady; y Mario.

El Tenerife salió bien al campo, con motivación y ganas de asestar el primer golpe de la tarde pronto. Incluso Elady llegó a tener una ocasión de gol tras rematar algo flojo un buen centro desde la izquierda del canterano Jeremy.

Pero todo fue un espejismo, porque el minuto 11 todo se empezó a torcer. El Cartagena se adelantó en el marcador desde el punto de penalti por mediación de Ortuño. La pena máxima, cometida por Jeremy, fue clara y sin discusión, pero aún así los blanquiazules protestaron al colegiado. No esa acción, sino la anterior, en la que Mollejo se iba solo y fue sujetado, sin que el colegiado pitase nada. La acción tendría que haberse parado en esa acción y no dejarla seguir, por lo que el primero del Efesé no tendría que haber subido al marcador.

Ortuño resolvió bien ante Soriano, pero el problema defensivo del equipo era tan evidente como notable. El canterano ya había sido superado en dos ocasiones de manera clara, pero no por incapacidad, sino por falta de ayuda. Rubén apenas le ofrece ayudas y el Cartagene se dio cuenta pronto de que por ese costado podía hacer daño.

El cuadro cartagenero empleó la misma idea para aumentar su distancia en el marcador. En el minuto 22, otro boquete en la defensa blanquiazul lo aprovecha Buffarini para marcar el segundo con un disparo desde su carril derecho de ataque. Lamentable actuación defensiva de un equipo que a esas alturas era un manojo de nervios y que estaba muy tocado.

Y por si fuera poco, los marcadores que llegaban desd el resto de campos eran muy preocupantes. En especial desde El Molinón, donde la UD Las Palmas se puso por delante en el marcador por mediación de Viera, de penalti. Eso provocaba que en el primer play-off haya derbi canario, el miércoles en el Heliodoro y el sábado en el Estadio de Gran Canaria.

En el resto de la primera parte, el Tenerife trató de mejorar, pero le fue imposible a un equipo que estaba completamente roto.

Ramis trató de hacerlo revivir en el vestuario. Para disputar la segunda parte hizo cuatro cambios. Metió a Carlos Ruiz, Corredera, Enric Gallego y Andrés Martín, quedándose en la caseta Aitor Sanz, León, Mollejo y Mario, es decir los cuatro que van a ser titulares en el primer partido de la liguilla de ascenso.

El segundo acto comenzó como el primero, con mucha intención por parte de los locales. El Tenerife comenzó atacando, sobre todo por la izquierda. El canterano Jeremy tiró de calidad para poner unos cuantos buenos centros desde la izquierda. Encontró un buen socio en Andrés Martín, que empezó la segunda parte muy vivo.

En los otros campos hubo una novedad importante. En el 56 marcó el Valladolid, lo que le ponía líder de la categoría, por lo que ascendía directo, y era el Almería el que bajaba a la tercera posición.

Ramis volvió a tirar de banquillo para meter en el campo a Shashoua, en sustitución de Elady. Minuto 59. Ya estaban todos los jugunes en el campo.

La situación cambió radicalmente con los cambios hechos por Ramis y muy pronto el equipo recortó distancias en el marcador. En el minuto 63, Rubén puso un buen centro al segundo palo y se lanzaron como lobos a por la pelota Sipcic y Gallego. El central fue el que logró rematar y marcar, pero intervino el VAR para analizar la posición antirreglamentaria de Enric. Tras unos minutos de suspense en el Heliodoro, en los que el colegiado principal se fue al monitor, el 1-2 subió al marcador.

Quedaba tiempo y había ganas de empatar el choque, aunque ni siquiera ese supuesto punto evitaría que hubiera play-off en la primera eliminatoria. Había que remontar para defender una cuarta posición que era de Las Palmas en ese momento.

Pero a los insulares se les acabaron las fuerzas. Extenuados por el esfuerzo (el de la segunda parte), se quedaron sin aire en los pulmones para, al menos empatar el partido, aunque el cartel del play-off no hubiera cambiado ni con las tablas.

TE RECOMENDAMOS