gastronomía

Bar Cafetería Caballo Blanco, un local renovado, pero con historia

El establecimiento abrió sus puertas en 1969 para ser parada obligatoria de las personas que iban desde Santa Cruz hasta el Puerto de La Cruz y querían comer algo
Bar Cafetería Caballo Blanco

Lucio y Ángeles abrieron el Bar Cafetería Caballo Blanco en 1969 con la experiencia de Lucio en hostelería y con la intención de tener un medio de vida que les permitiera vivir, dar estudios y mantener a sus hijos. En todo este tiempo el local ha sido reformado en varias ocasiones, aunque destaca la que se hizo hace 34 años para dejar el Caballo Blanco como lo conocemos hoy en día y la que han hecho e inauguran hoy, con una terraza muy agradable y un interior estéticamente cuidado y cómodo.

El trabajo, esfuerzo y constancia de este matrimonio, junto con su buena cocina, han hecho posible que este local se mantenga durante tanto tiempo y que cada día sigan viniendo clientes mayores y jóvenes para disfrutar de sus deliciosas hamburguesas caseras, mientras leen DIARIO DE AVISOS a través de la nueva app, que permite la lectura del periódico por medio de un smartphone.

El menú del Bar Cafetería Caballo Blanco

En el Bar Cafetería Caballo Blanco podemos encontrar desde un exquisito jamón serrano, una pata asada horneada por ellos a diario o unas deliciosas hamburguesas con carne casera, hasta papas con carne, solomillo o arroz amarillo.

Además, cuentan con un menú diario bastante asequible, que consta de un plato de cuchara y un segundo, un tapero amplio que va cambiando a diario y una gran variedad de coctelería elaborada por su bar-man.

Sin duda, este local ha innovado y ha traído su cocina al presente incorporando platos como los nachos, todo sin olvidar su esencia y calidad.

La COVID-19 la han llevado mal, no ha sido fácil para ellos, pero han sabido capear la situación, al igual que hacen ahora con la subida generalizada de los precios en su materia prima, algo que afrontan intentando no dañar el bolsillo de la clientela del Bar Cafetería Caballo Blanco.

El cariño, la pasión, las ganas y la experiencia han hecho que Lucio y Ángeles lleguen a donde están hoy, teniendo uno de los locales más conocidos de Tenerife.

TE RECOMENDAMOS