política

Canarias, en el centro de la agenda internacional por la OTAN y Marruecos

El consejero Julio Pérez confirma que las Islas participarán en el diálogo con Rabat sobre las aguas. Sánchez y Biden se reúnen hoy en Madrid, antes de la cumbre que reforzará el flanco sur de la Alianza
Stoltenberg, secretario general de la OTAN. Europa Press
Stoltenberg, secretario general de la OTAN. Europa Press

Canarias vuelve a estar en el centro del tablero geopolítico, para lo bueno y para lo que no lo es tanto. Lo está porque, tras 15 años, se unirá de nuevo, en próximas fechas, el Grupo de Trabajo de Delimitación de Espacios Marinos en la Fachada Atlántica España-Marruecos, donde se abordará el interés expansionista del Reino de Mohamed VI y su especial fijación por las materias primas presentes en aguas isleñas. También arrancan hoy los actos previos a la cumbre de la OTAN en Madrid, que tiene lugar bajo la amenaza rusa a Europa, tanto por el Este -con Ucrania como protagonista- como por el Sur, con el Archipiélago como potencial perjudicado en caso de que se agrave el conflicto.

En lo referente al primer foro, sobre la disputa en torno a las aguas, el consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad del Gobierno canario, Julio Pérez, acudió ayer a la sede del Ministerio de Exteriores a una reunión preparatoria con el Ejecutivo central, dado que la institución autonómica estará presente en este espacio, junto a las autoridades españolas y marroquís. “Ese proceso va a ser largo; más largo de lo que pudiera parecer. No es algo instantáneo”, describía el veterano político tinerfeño, para luego concretar que se trata de un “asunto delicado, técnicamente delicado y también políticamente” por la cantidad de aristas que posee y la sensibilidad con la que se ha de tratar.

Y es que Canarias se juega mucho. Por un lado, se halla lo evidente: los recursos que yacen bajo el océano. Por otro, que los tentáculos del Kremlin en África puedan llegar a aumentar la presión migratoria en las Islas, como ya ocurriera durante el primer año de pandemia de COVID-19. Ya no hablamos solo de que se utilice -como sucedió- a personas desesperadas, huyendo de la precariedad, como arsenal. Se trata de que las sanciones mutuas entre Rusia y Occidente están teniendo graves consecuencias en el territorio africano, con toneladas de grano secuestradas en Ucrania que provocan hambre en el continente vecino y que, según los expertos, puede traer consigo una diáspora de dimensiones aún por conocer.

En ese marco se sentarán a la mesa España, Canarias y Marruecos. Como elemento a favor del entendimiento, el gesto del presidente Sánchez con su homólogo alauí sobre el Sáhara Occidental. Como punto en contra, sucesos como el del fin de semana en la valla de Melilla.

FORTALECIMIENTO DEL FLANCO SUR

La cumbre que la Alianza Atlántica celebrará a partir de mañana se centrará en la guerra de Ucrania, con diferentes planteamientos acerca de cómo hacer frente a un posible ataque cerca del territorio adherido a la OTAN. En este sentido, basta conocer si finalmente se dará luz verde a la entrada de dos territorios que, habitualmente neutros, optaron por cambiar su postura histórica ante las amenazas de Moscú: Suecia y Finlandia, que hasta ahora se han topado con el veto de Turquía por el vínculo entre sendos países nórdicos y la oposición turca, a la que el Gobierno de Ankara tacha de “terroristas”.

Pero no todo se circunscribe al entorno de Polonia, Rumanía o Eslovaquia, aliados que hacen frontera con Ucrania. El aumento de los grupos terroristas presentes en países del Sahel, como Mali o Burkina Faso, también supone un serio riesgo para territorios fronterizos por el sur, como es el caso de Canarias. De ahí que haya ganado peso el debate sobre qué fórmula emplear para prevenir el peor de los escenarios, hasta el punto de que la seguridad isleña se enmarcará en el Concepto Estratégico de la OTAN, documento que marcará las líneas maestras del plan militar conjunto de la próxima década. “Quien crea que ante una invasión hay que sacar palomas blancas está equivocado. Somos pacifistas, pero existe el derecho a la defensa”, resumía el presidente canario.

TE RECOMENDAMOS