tecnología

Netflix elimina las contraseñas compartidas y desata el caos

La plataforma de streaming ya estaría probando sus primeras medidas para evitar el uso de contraseñas compartidas
Netflix elimina las contraseñas compartidas y desata el caos

A principios de mayo saltaba la noticia: Netflix, debido a la pérdida de suscriptores e ingresos de su plataforma, iba a acabar las contraseñas compartidas entre usuarios de forma gratuita. Deslizaba la idea de que los usuarios que tuvieran que compartir sus contraseñas se vieran obligados a pagar una cuota extra al poseedor de la cuenta por cada otra cuenta con contraseña compartida. Y es que según Netflix hay 100 millones de hogares que comparten contraseñas.

Según recoge The Verge, Netflix ya estaría probando sus primeras medidas para evitar el uso de contraseñas compartidas. Unas medidas que han dejado a los usuarios afectados increíblemente confundidos. Y es que Netflix habría desplegado sus pruebas contra las contraseñas compartidas en países como Perú, Chile y Costa Rica, y algunas de estas medidas habrían desconcertado a sus usuarios.

Desde falta de información hasta la falta de definición de algunos conceptos, como el del “hogar”. Según detalla el medio Rest of the World, los testimonios de los usuarios demuestran que estas medidas aún están en sus primeras fases de desarrollo, y que de no implementarse bien, podrían causar un auténtico quebradero de cabeza.

Medidas contra contraseñas compartidas

En marzo, Netflix comenzó a probar estas medidas a los países ya mencionados, forzando a algunos suscriptores a tener que pagar de forma adicional para habilitar las contraseñas compartidas con otras personas fuera de su hogar. Rest of the World recoge el testimonio de al menos una docena de suscriptores.

Uno de los principales problemas es la falta de información. La mayoría de usuarios no estaban informados sobre estos cambios de política; ni siquiera se envió una notificación o un correo electrónico a los afectados. Ni siquiera dos meses después del primer anuncio de Netflix. Además, el nivel de cumplimiento de esta medida cambiaba de usuario a otro, ya que algunos directamente ignoraron las solicitudes de Netflix para validar los pagos sin que sus cuentas sufrieran ningún cambio. Lo mismo ocurre con otros usuarios que literalmente no se enteraron de los cambios.

Otro de los problemas está en el propio ‘concepto’ de la palabra “hogar”. Un portavoz de Netflix ha asegurado a The Verge que una cuenta de Netflix “es para la gente que vive junta en un único hogar”. No obstante, algunos usuarios se aprovecharon de la ambigüedad de este término, ya que empleados de la compañía han asegurado que se le proporcionaron códigos de verificación a suscriptores que aunque afirmaban estar dentro del mismo “hogar”, estos estaban en otras ubicaciones.

La portavoz de Netflix, Kumiko Hidaka, ha explicado que los “millones de miembros con contraseñas compartidas en estos países han sido notificados por correo electrónico, pero dada la importancia de este cambio, estamos aumentando las notificaciones en el producto más lentamente. Estamos satisfechos con la respuesta hasta la fecha”, asegura.

Los precios de estas cuotas extras, al menos en los países en los que se está probando, supondrían un coste inferior a la tarifa más barata de Netflix. Por ejemplo, en Perú son 2,13 dólares al mes, mientras que en Chile se queda en 2,92 dólares. En Costa Rica, por ejemplo, la tarifa es de 2,99 dólares.

TE RECOMENDAMOS