justicia y tribunales

Conmoción en el deporte tinerfeño por el caso Tradex

Baloncestistas y futbolistas se han visto afectados por el escándalo financiero en Santa Cruz de Tenerife, donde las denuncias presentadas ya superan el medio centenar
Conmoción en el deporte tinerfeño por el caso Tradex
Se llevan a cabo diligencias policiales en la actualidad. DA

El deporte tinerfeño se ha visto salpicado por el llamado caso Tradex, un escándalo financiero desvelado por DIARIO DE AVISOS que acumula ya más de medio centenar de denuncias ante la Policía Nacional en lo que va de semana y cuyo presunto ‘agujero’ se estima superior a los cuatro millones de euros, aunque puede ser mayor. Varios baloncestistas profesionales y al menos un exjugador del CD Tenerife (cuyas identidades se omiten por respeto a la legislación vigente) figuran en el extenso listado de afectados por este caso, centrado en un club de trading con sede en el centro de la capital tinerfeña llamado Tradex Asset Management, según ha podido contrastar este periódico a través de vías extraoficiales.

También constan ya los casos de deportistas como el de un conocido exjugador foráneo del CB Canarias que en su día invirtió en este chiringuito financiero (ni está constituido como empresa) y que, al enterarse en la calle de que se usaba su prestigio para captar nuevos clientes sin pedirle permiso para ello, exigió a tiempo la retirada de sus fondos.

Otros notables jugadores y entrenadores rechazaron en su día la oferta al desconfiar, con buen criterio, las promesas de rentabilidades tan descomunales como hasta del 50% (que llegaron a ser abonadas en el inicio de las operaciones de este club de trading), si bien con el paso del tiempo se seguían ofertando del 30%, algo imposible de sostener y que hace sospechar a los investigadores asignados al caso de que estamos ante un esquema Ponzi o piramidal en el que, en terminología propia del siglo pasado, se prometen duros a cuatro pesetas.

La ristra de afectados también se extiende a la política, a tal punto que hay un concejal de la capital tinerfeña entre los mismos.

Sea como fuere, es de justicia reseñar que entre los supuestos perjudicados destacan los propios empleados de la empresa que, según diversas fuentes, además de afectados por la presunta estafa, encima se les adeudan salarios y se han quedado sin empleo tras desaparecer de la Isla el CEO (director ejecutivo) de la empresa.

Cabe recordar que el viernes pasado, esta persona, un varón de unos 40 años bien conocido en la capital -no solo porque estudió en uno de los mejores colegios de Santa Cruz sino por pasearse al volante de vehículos tales como dos Mercedes de alta gama, un Porsche Cayenne y al final un Ferrari-, tuvo que ser acompañado por la Policía Nacional el pasado viernes, cuando varios de los afectados y empleados le pidieron explicaciones en la sede de la calle de Imeldo Serís (conocida popularmente como la calle Barranquillo), sin que conste en absoluto que se dieran situaciones violentas, más allá del comprensible tono airado empleado por personas que no solo ven diluirse su patrimonio sino también la credibilidad atesorada como comerciales durante años y que era su medio de vida.

Sobre su paradero desde el citado pasado viernes, solo hay constancia de que ha volado hasta Madrid con destino final desconocido, si bien se sabe que ha hecho negocios en Abu Dabi.

Resta añadir que desde el bufete tinerfeño Sirvent&Granados Abogados se limitaron ayer a confirmar de que son más de medio centenar los afectados que se han dirigido a ellos en relación por el caso Trádex, a tal punto que han tenido que habilitar una plataforma de afectados: https://www.sirventygranados.com/afectadosestafatradex/.

TE RECOMENDAMOS