incendio en tenerife

El viento da una tregua para poder avanzar en las labores de extinción

El presidente del Cabildo, Pedro Martín, reconoce que “no está controlado”; sin embargo, afirma que “todavía tenemos un gran incendio activo y, con condiciones adversas, podría complicarse”
El viento da una tregua para poder avanzar en las labores de extinción
Efectivos de las Brigadas contraincendios realizan una actuación de contrafuego en una ladera tinerfeña.

El incendio forestal que desde el pasado jueves azota los municipios de Los Realejos, San Juan de la Rambla, La Guancha e Icod de Los Vinos, con alguna pequeña afección en La Orotava, no está controlado, pero ha ayudado el viento con rachas que no superaron los 15 km/h.

El viento ha estado poco presente, con rachas débiles aunque con algunos cambios de dirección en las zonas de cumbre, que han dificultado las labores de extinción en esos lugares. Tendremos un aumento de temperaturas hasta el próximo miércoles, y el jueves comenzarán a descender, mientras que la humedad relativa durante el día seguirá siendo baja, pero por la noche aumentará.

El presidente del Cabildo, Pedro Martín, se mostró ayer prudente ante el avance de las labores de extinción de un fuego que ha afectado a unas 2.500 hectáreas y tiene un perímetro aproximado de 26 kilómetros. “No podemos decir que esté controlado, pero está con cierta contención”.

Afortunadamente, hemos tenido la ‘tranquilidad’ que nos ha dado el viento, que no ha sido muy intenso y nos ha servido para que el trabajo durante la noche y la jornada haya sido muy efectivo”. En resumen, seguimos teniendo “un gran incendio activo, pero con condiciones adversas podría complicarse, pero las condiciones favorables de viento están permitiendo a todos los equipos poder trabajar con eficacia sobre el terreno e ir asegurando frentes, para que el trabajo de la pasada noche y el que continuará en los próximos días permita ir ganando un cierto control sobre el incendio.

Como han señalado los técnicos, tanto el flanco oeste, en la zona de Icod, como el flanco sur, que asciende a la zona de La Fortaleza, han avanzado de forma muy lenta. “En la cara de Icod se ha conseguido controlar y, aunque sigue activo, no ha ido a más. Mientras, estamos a la espera de ver la evolución en la zona de la Fortaleza y el Parque Nacional, pero en estos momentos no lo hace deprisa, lo que da tiempo a realizar tareas de apaciguamiento”.

Sin embargo, Martín reconoció que preocupa el flanco este, en la zona de la ladera de Chanajiga, en Tigaiga, donde ha avanzado algo debido a los cambios de viento y la difícil orografía que impiden la actuación por tierra. “Ha tenido una buena evolución, el problema es la gran cantidad de piedras que han caído, que a veces arrastran material incandescente originando otros puntos calientes. La buena noticia es que tampoco ha avanzado más”, afirmó.

Se espera que el viento se mantenga entre 10 o 15 km/h. Durante la noche estaba previsto que soplara de cumbre a mar, lo que “ayudará en algunos lugares”. Lo más importante es que “no sea fuerte, el viento va a ser el factor fundamental el lunes y el martes”, señaló.

TE RECOMENDAMOS