sucesos

“Le metieron taladro al depósito, tío”: nuevos robos de gasolina en Canarias

"Esto es Mad Max", reconoce, sorprendido, el propietario: "Le han hecho un agujero perfecto"
"Le metieron taladro al depósito, tío": nuevos robos de gasolina en Canarias

El alza de los precios del combustible ha provocado que numerosos delincuentes se hayan dedicado a hacer se agosto. Nuevamente hay que hablar de robos de gasolina en Canarias, algo que se ha empezado a hacer demasiado común en varios lugares de las Islas.

La popular plataforma SocialDrive ha compartido el vídeo de un hombre, en Gran Canaria, al que le han agujereado el depósito de un vehículo para quitarle el combustible. “Empiezo a mirar y veo que no tengo gasoil ninguno”, explica un hombre antes de contar lo ocurrido.

“Mad Max, a lo que hemos llegado. Le hicieron un agujero perfecto con un taladro, tío”, asegura el propietario del turismo, que muestra cómo han tenido que ponerle un tornillo al depósito: “Zona de Vecindario, así que cuidadito. El agujero, con un taladro, es perfecto. Me sacaron todo el gasoil”.

Robos de gasolina en Canarias y en el resto del Estado

Ya no queda rastro de esas mangueras que los cacos chupaban para vaciar los depósitos de gasolina. Los sistemas de los coches más nuevos han acabado con este viejo truco, pero no con los robos de combustible.

Los ladrones se han reinventado y, de hecho, tanto los hurtos de carburante como los sinpa se han disparado en las gasolineras, como lo han hecho los precios. Su nuevo recurso es pinchar los depósitos desde debajo del automóvil con un taladro y llevarse su contenido en una garrafa.

Los robos de gasolina en Canarias no son, ni mucho menos, los únicos que se dan en todo el país. Este tipo de delitos proliferan en lugares como los aparcamientos al aire libre. Es el caso del paseo Pollancreda, en Sant Adrià del Besòs. Los conductores que estacionan sus vehículos junto al río en este municipio barcelonés han sufrido esta situación en reiteradas ocasiones.

Volvió a ocurrir hace semanas, a las tres de la tarde. “Una pareja ha pinchado el depósito y ha robado el gasóleo con una garrafa de agua”, lamentan fuentes vecinales, que subrayan que no es la primera vez que este tipo de hurtos afectan a los coches aparcados en el paseo.

Montse Parrondo, responsable de Estaciones de Servicio de CCOO Catalunya, señala que con los coches antiguos era posible sacar el carburante con una goma, pero con los nuevos modelos es más difícil. “Si te equivocas de combustible, pones diésel y es de gasolina, tiene que ir al taller“, advierte.

De ahí la necesidad de recurrir al método del taladro, que ya se usaba anteriormente, pero sobre todo en camiones. En cualquier caso, en las estaciones de servicio también se ha detectado esta tendencia creciente no solo en las fugas sin pagar, sino en los robos en vehículos estacionados.

TE RECOMENDAMOS