nacional

Antonio, el rey del simpa: lleva 6 años sin pagar en restaurantes

Lo han detenido en 50 ocasiones, volviendo a quedar libre
Antonio, el rey del simpa: lleva 6 años sin pagar en restaurantes

Las más de 50 detenciones por estafas leves y su paso por prisión en el año 2017 no han servido de escarmiento para Antonio Miguel Grimal Marco, más conocido como el rey del simpa. Este individuo ya se ha convertido en un habitual de la ciudad de Zaragoza, donde acostumbra a pedir comidas copiosas en restaurantes y no pagar la cuenta. 

Una de sus últimas hazañas se produjo en un restaurante de la cadena Goiko Grill, donde, tal y como pudo saber EL ESPAÑOL a través de una de las camareras del local, Antonio Miguel pidió un menú completo y no pagó la cuenta final. “Me quedé en shock, es la primera vez que me ha pasado algo así”, aseguró la trabajadora en una entrevista para este medio tras lo ocurrido. 

Una hamburguesa, una ensalada, unos tequeños, bebida, postre y café fue el suculento menú que, en este caso, consumió Antonio Miguel el pasado mes de marzo en esta hamburguesería ubicada en la calle San Miguel, en Zaragoza. El total de la cuenta ascendió a 47,50 euros. Sin embargo, poniendo como escusa que se había dejado la cartera en casa, volvió a las andadas y no abonó el importe final. 

Ahora, el conocido como el rey del simpa continúa sumando pequeñas estafas en su historial policial, en esta ocasión moviéndose en taxi por la ciudad sin pagar la carrera. Esta última actuación tuvo lugar el pasado sábado, alrededor de las 02.00 horas de la madrugada. Antonio Miguel pidió un taxi en la zona de Valle de Broto para acudir al Hospital Clínico y el conductor del vehículo aceptó la carrera hasta la dirección indicada. Lo que no se esperaba el trabajador es que en el momento en el que arrancó el coche se estaba convirtiendo en una nueva víctima del rey del simpa.

Cuando llegaron al destino final, tras un trayecto de unos 15 minutos, el taxista detuvo el contador indicando al cliente que el total de la carrera eran 12 euros. Sin embargo, como ya viene acostumbrando a actuar, Grimal aseguró que no llevaba dinero y que, por lo tanto, no podía abonar la cantidad solicitada. 

Sin dudarlo ni un segundo, el taxista informó a la Policía de lo ocurrido. La actuación no sorprendió en ningún momento a los agentes del 092 que, cuando llegaron al lugar de los hechos, comunicaron al taxista que Antonio Miguel era conocido en la zona por llevar a cabo este tipo de actuaciones. En la denuncia, el conductor del taxi explicó cómo el pasajero actuó en todo momento con tranquilidad hasta la llegada de la Policía al lugar del suceso y que no presentó en ningún momento síntomas de nerviosismo. 

Más de 50 detenciones 

La última vez que la Policía detuvo a Antonio Grimal fue el pasado 3 de abril. El individuo, que se encontraba en busca y captura, ingresó en prisión por las recientes estafas que había llevado a cabo en bares de la ciudad. La última ocurrió en un bar de la calle Rioja, donde la Policía sorprendió al rey del simpa desayunando en torno a las 07.00 horas de la mañana. Fue a raíz de esta detención cuando el Juzgado de Instrucción Número 4 decidió decretar su ingreso en la cárcel. 

A pesar de que las condenas de Antonio Miguel no son de prisión, debido a la escasa cuantía de sus estafas, el impago de las multas impuestas por las autoridades acaba sustituyéndose por un día de prisión por cada dos multas. 

TE RECOMENDAMOS