internacional

El calvario del niño de 12 años en muerte cerebral por un reto viral de TikTok

Hace casi cuatro meses que Archie Battersbee vive conectado a una máquina de soporte vital. La ONU pide que se le mantenga con vida
TikTok

Hace casi cuatro meses que Archie Battersbee, de 12 años, vive conectado a una máquina de soporte vital que le mantiene con vida. El niño está cerebralmente muerto desde el pasado 7 de abril, cuando sus padres lo encontraron inconsciente en su casa de Sounthend, al sur de Inglaterra.

Archie tenía un hilo alrededor del cuello y todo indica que había llevado a cabo un reto viral de la red social TikTok conocido como blackout challenge, que consiste en aguantar la respiración hasta el desmayo. Hollie Dance y Paul Battersbee, sus padres, trasladaron a su hijo al hospital, donde los médicos les aseguraron que Archie no pasaría de esa noche. Una resonancia magnética realizada el 31 de mayo confirmó su muerte cerebral.

Los médicos dictaminaron que el niño jamás despertará, por lo que instaron a la familia a desconectar a Archie del soporte vital que lo mantiene vivo. La negación de la familia hizo que el hospital llevara el caso a los tribunales, los cuales han dado la razón una y otra vez a los sanitarios, ante la desesperación de los familiares del niño. Finalmente, la intervención de la ONU ha salvado, por el momento, a Archie.

Una orden judicial emitida este viernes por la ONU ha dictaminado que Archie siga conectado, en contra de lo que dicen los médicos y los tribunales británicos. Se trata de la primera victoria de la familia Battersbee contra los médicos del Royal London Hospital. Durante todo este tiempo el Tribunal Superior de Londres, el Tribunal de Apelaciones y la Corte Suprema se han puesto del lado de los facultativos.

Ante la posibilidad inminente de que Archie fuese desconectado, sus padres desatendieron los mandatos judiciales y presentaron un recurso de última hora ante Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD) de la ONU que ahora ha aceptado estudiar su caso. Mientras esto ocurre, el organismo internacional ha emitido una orden judicial en la que prohíbe la desconexión de Archie en un proceso que puede prolongarse en el tiempo.

TE RECOMENDAMOS