justicia y tribunales

Las condenas crecieron un 30 % en Canarias el año pasado

El número de personas adultas condenadas en 2021 creció en toda España salvo en Ceuta y Melilla, donde disminuyeron
menores-en-tenerife

El número de personas adultas condenadas en 2021 creció en todas las comunidades, más en La Rioja (43,57 %) y menos en la Comunidad Valenciana (22,16 %), y solo se redujo en Ceuta (-12,59 %) y Melilla (-16,85 %), tras el descenso generalizado que se registró en 2020 como efecto colateral de la pandemia.

Según los datos de condenados adultos y menores de 2021 por todo tipo de delitos que publica este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE), después de La Rioja aumentaron más las condenas en Baleares (38,25 %), Castilla y León (36,63 %), País Vasco (34,68 %), Murcia (32,58 %), Extremadura (30,69 %), Andalucía (30,46 %), Canarias (30,27 %) y Castilla-La Mancha (29,07 %).

Por debajo de la media (27,44 %) subieron en Cataluña (26,70 %), Navarra (25,51 %), Aragón (24,94 %), Madrid (23,67 %), Cantabria (23,09 %), Asturias (23,00 %) y Galicia (22,76 %), además de la Comunidad Valenciana.

Si la comparación se hace con 2019, antes de la covid, el número de condenados aumentó en 11 autonomías, más en Extremadura (13,84 %) y La Rioja (12,46 %), y se redujo en seis, sobre todo en Madrid (-7,99 %) y la Comunidad Valenciana (-6,64 %), además de en Ceuta (-44,69 %) y Melilla (-50,10 %).

Entre unas y otras, el incremento fue del 7,32 % en Baleares, el 5,28 % en Murcia, el 5,06 % en País Vasco, el 4,92 % en Cantabria, el 3,56 % en Canarias, el 3,04 % en Castilla y León, el 2,31 % en Aragón, el 1,95 % en Castilla-La Mancha y el 1,00 % en Andalucía, y los descensos del 1,45 % en Galicia, el 3,46 % en Cataluña, el 5,50 % en Asturias y el 5,81 % en Navarra.

Las tasas de criminalidad más altas entre condenados adultos fueron las de Ceuta (14,1 por cada mil habitantes) y Melilla (12,2), por delante de Baleares (8,9), Canarias, Comunidad Valenciana y Murcia (8,4), Andalucía (8,0), La Rioja (7,9) y Cantabria (7,4).

Por debajo de la media (7,2 por mil habitantes) se situaron Cataluña (7,1), País Vasco (7,0), Asturias (6,7), Extremadura (6,5), Aragón, Madrid y Navarra (6,3), Galicia (5,9), Castilla y León (5,8) y Castilla-La Mancha (5,7).

Esta tasa se dispara entre los condenados menores de edad hasta 41,6 por cada mil habitantes en Ceuta y 27,0 en Melilla y es más alta también o igual que la de los adultos en Baleares (10,1), Canarias (9,5), Castilla y León (9,0), Comunidad Valenciana (8,4), Extremadura (8,1), Asturias (8,0), Cantabria (7,9), Aragón (7,2) y Castilla-La Mancha (6,1).

Por sexos, la proporción de hombres supera el 80 % en todas las comunidades, con Melilla (85,68 %) y Murcia (84,30 %) a la cabeza, excepto la Comunidad Valenciana (79,86 %), Castilla y León (79,81 %), Asturias (79,49 %), Cantabria (79,26 %) y Madrid (76,21 %), única donde las mujeres se acercan a la cuarta parte.

El porcentaje de condenas sobre ciudadanos extranjeros es mayor en Melilla (43,65 %), seguida de Cataluña (37,90 %) y Baleares (33,71 %), que están por encima de Ceuta (32,81 %), y menor en Extremadura (8,50 %), Galicia (10,40 %), Asturias (11,11 %) y Cantabria (14,62 %).

TE PUEDE INTERESAR