justicia

Prisión preventiva para dos de los miembros de una red que traficaba con menores migrantes en Canarias

Fuentes del TSJC apuntan también que las otras siete personas investigadas por la 'Operación Akron' quedan en libertad provisional con obligación de comparecer en sede judicial cada 15 días y prohibición de salida del territorio nacional
Juzgados de La Laguna. Sergio Méndez
Juzgados de La Laguna. Sergio Méndez

El Juzgado de Instrucción Número 4 de La Laguna ha ordenado prisión preventiva para dos de los nueve miembros de una red que traficaba con menores migrantes que se fugaban de centros de Canarias y se distribuían por la Península.

Fuentes del TSJC apuntan también que las otras siete personas investigadas por la ‘Operación Akron’ quedan en libertad provisional con obligación de comparecer en sede judicial cada 15 días y prohibición de salida del territorio nacional, todos como presuntos autores de delitos contra los derechos de los extranjeros con ánimo de lucro en el seno de una organización criminal y falsedad documental.

Principalmente se trata de vuelos a la Península desde Tenerife, Lanzarote y Gran Canaria, con documentación a nombre de terceros facilitada por la red a cambio de pagos en dinero.

El auto judicial, hecho público este martes, recoge que la operación se inicia en enero de este año a raíz de una llamada de la ONG Asociación QUORUM Social 77, que gestionaba un centro de menores en Puerto de la Cruz, y advertía de que un grupo de personas trataba de convencer a los menores de que se fugaran y a cambio de dinero, trasladarlos hasta la Península.

De hecho, el 8 de febrero dos de ellos llegaron a fugarse y volaron hasta Málaga, probablemente con pasaporte falso, hasta que acabaron internados en un centro de menores de Valencia.

Conocido por la Policía Nacional que había más traslados de menores a la Península siguiendo el mismo modus operandi, se organizó un dispositivo de vigilancia en los dos aeropuertos de Tenerife y se intervienen algunos teléfonos en los que se detecta que el presunto cabecilla de la trama facilitaba sobornos en los puertos de Marruecos y Algeciras para facilitar la operativa de la red.

Incluso, a raíz de estas llamadas, los agentes se dan cuenta de que la red también se dedica al tráfico de drogas.

TE RECOMENDAMOS