visiones atlánticas

Valores con esfuerzo

El Foro AED, Asociación Española de Directivos, con las Fundaciones de Caja Canarias y Caixabank, organizó conferencia en el Hotel Mencey, a cargo de José Antonio Marina Torres (Toledo 1939), catedrático de Filosofía de Instituto. Conocemos a JAM, por su prolífica obra, como Crónicas de la Ultramodernidad (2002), Dictamen sobre Dios (2002), Educación para la ciudadanía (2007), Educación del Talento (2010), y su continua opinión en medios, prensa, radio , TV y presencial en conferencias. Ahora lo llaman desde el mundo de la empresa, al coincidir en el interés por el “aprendizaje”, donde no existe una inteligencia individual, sino compartida en un contexto social, que centra en la inteligencia y la creatividad.

Tres factores la hacen posible. El primero su carácter público o privado, donde señala que una empresa inteligente lo es por su organización. En segundo lugar, la ley universal del aprendizaje, obliga a aprender al menos a la velocidad del entorno; de ahí la importancia de la escuela en las etapas primeras del aprendizaje. Completa su tesis señalando que el “talento”, es la riqueza de las naciones. El camino de la educación exige sumar a la inteligencia como actitud, el talento que debemos aprender. Actúa bien una empresa u organización, cuando elige metas con valores de forma que las funciones ejecutivas de esfuerzo y capacidad se suman a ellos; en el talento colectivo que es el del grupo. JAM procede de una cultura ilustrada, donde nos advierte que la gran creación del hombre es la “bondad”, que exige resolver los conflictos con dignidad y felicidad. Contra lo que cabe señalar que la felicidad no es un estado sino una circunstancia. Prosigue su relato diciendo que los pueblos morales son iguales en todas las culturas. Todos deben enfrentarse a la solución de nueve conflictos, la vida, el poder, los bienes, los conflictos, tribu o individuo, sexo y reproducción, trato a los débiles, trato a los extranjeros y relación con la otra vida. Las sociedades colapsan cuando se hunde su sistema de derechos. Hay inteligencia(social) en las organizaciones y en las estructuras políticas. Ante los conflictos cabe abordarlos bajo dos tipos de “formato”, donde cada empresa u organización debe optar por resolverlos bajo el “formato conflicto”, o bien con el “formato problema”. Los inteligentes que se mantienen en el tiempo y prosperan, lo abordan horizontalmente equilibrando la solución del “problema”. El verdadero recurso de las actuales sociedades reside en la gestión del talento, donde se suman los valores morales con esfuerzo y capacidad. La actual cultura de la “ultraseguridad” pretende sostener la sociedad sobre individuos no responsables de sus actos y que no controlan su comportamiento. Se ofrece reforzar la identidad y las emociones contra la razón y la verdad. Cuando lo emocional se impone a lo cognitivo llega el populismo y la irracionalidad.

En el debate dos temas de actualidad en el núcleo de la conferencia. Su valoración de la nueva ley de educación la Ley Celaá y su lectura sobre el procés catalán. La Ley Celaá supone un retroceso en la confusa evolución de las leyes educativas en España, invadidas por la política. Al entender la felicidad como bienestar personal convertimos a los alumnos en individuos irresponsables, incapaces de prepararse para el mundo laboral. Sin valores y esfuerzo no hay salida. El procés catalán lo ve como el fracaso de una sociedad que decide suicidarse, al negarse a resolver los conflictos como problema. El colapso de una sociedad donde se ha hundido su sistema de derechos y valores, que obliga a incorporar a todos en igualdad, que no por identidades. El público salió encantado con JAM, que domina su formato.

TE PUEDE INTERESAR