justicia y tribunales

Absuelto un acusado de proponer a un empleado que matara a su exmujer en Tenerife

El Supremo considera que no ha quedado acreditado que el acusado realizara esta proposición de homicidio, dado que la única prueba de cargo son los testimonios de los dos denunciantes, que no cuentan con ninguna prueba objetiva y verosímil
El Supremo anula las condenas por saltarse el confinamiento en el estado de alarma

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha ratificado la absolución a un hombre al que su exmujer acusó de proponer a quien entonces era su empleado que la asesinara, en línea con lo dictaminado por la Audiencia de Santa Cruz de Tenerife y el Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

Tras la separación del matrimonio se han venido produciendo problemas a causa de la custodia de las dos hijas menores y con la gestión del patrimonio ganancial que consistía en el cobro de rentas de varios pisos de los que se encargaba la mujer.

A finales de 2018, una persona denunció en las dependencias de la Guardia Civil del Sur de Tenerife al exmarido, con quien había trabajado como empleado hasta poco tiempo antes porque, según dijo, desde hacía dos años el hombre le había propuesto en tres ocasiones una recompensa económica que consistía en repartirse los alquileres que gestionaba su exesposa.

En las dependencias policiales se presentó acompañado de esta última, quien al día siguiente denunció también por su parte los mismos hechos.

La sentencia que ratifica ahora el Tribunal Supremo considera que no ha quedado acreditado que el acusado realizara esta proposición de homicidio, dado que la única prueba de cargo son los testimonios de los dos denunciantes, que no cuentan con ninguna prueba objetiva y verosímil.

De hecho, las versiones de ambos ni siquiera coinciden y en el caso de la mujer se basaba en referencias de lo que le había comentado el denunciante.

El alto tribunal concluye que en el último caso sus argumentos están “empañados de un interés espurio”, ya que la pareja se encuentra inmersa en una ardua batalla judicial, no sólo en el ámbito penal, si no también en el civil.

La defensa hizo referencia a varias resoluciones judiciales en las que se sobreseen procedimientos contra el acusado y detallan comportamientos calificados de “incorrectos” por parte de ésta o lo absuelven de acusaciones “infundadas”.

En estas demandas las salas concluyen con que la mujer “instrumentaliza a sus hijas para perjudicar al acusado”, y en cuanto a la denuncia concreta de proposición de homicidio el Supremo estima que debe prevaler la duda acerca de lo mantenido por la acusación particular dado que la Fiscalía no vio delito alguno.

La recurrente, sin embargo, defiende que las declaraciones de los dos denunciantes son coincidentes, veraces y no presentan contradicciones entre sí, además de ser reiteradas en el tiempo y persistentes a lo largo del procedimiento.

Por el contrario, acusa a su exmarido de mentir, por ejemplo, al afirmar que no conocía al hombre al que supuestamente le propuso que la asesinara, cuando ha quedado acreditado que era jefe suyo y que incluso recogía a las hijas del colegio.

El hecho de que las menores defendieran la postura del padre las justifica la mujer porque fueron manipuladas cuando les contó que iba a acabar en la cárcel y la prueba sería que “emplean las mismas palabras y expresiones”, para finalmente negar que haya tenido motivos espurios a la hora de presentar la denuncia.

El Supremo coincide con los demás ámbitos penales en que no es posible modificar hechos probados de manera que resulten desfavorables para el acusado sobre la base de una nueva valoración de pruebas personales que nunca se han demostrado.

“En definitiva, puede verificarse que los indicios de criminalidad no son lo suficientemente firmes, consistentes y plurales, de forma que conduzcan sin saltos ni quiebras a la conclusión lógica y razonable de que se cometió el delito”.

El acusado había sido condenado por sentencia firme en 2016 por amenazas en el ámbito de la violencia de género y abandono de la familia y quedó absuelto de la acusación de quebrantamiento, al tiempo que fueron archivadas varias denuncias por supuestas agresiones a su expareja. 

TE PUEDE INTERESAR