economía

30 millones para facilitar la empleabilidad de los canarios con menos recursos

El Gobierno de Canarias y la Federación Canaria de Municipios (Fecam) han firmado el acuerdo-marco para iniciar la tramitación del Programa de Empleo Social 2023-2024
Santa Cruz de Tenerife suprime la cita previa obligatoria en todas sus Oficinas de Atención Ciudadana

El Gobierno de Canarias y la Federación Canaria de Municipios (Fecam) han firmado el acuerdo-marco para iniciar la tramitación del Programa de Empleo Social 2023-2024, y al que se destina 30 millones de euros, con el objetivo de facilitar la empleabilidad de las personas con menos recursos, en exclusión social y paradas de larga duración.

Así, 25 de los 30 millones de euros de este programa proceden del Plan Integral de Empleo de Canarias (PIEC), mientras que los otros cinco millones de euros se obtienen de los fondos logrados por el archipiélago a través de la Conferencia Sectorial de la materia para incrementar las posibilidades de las entidades locales para formar y contratar al mayor número de personas posible que están en exclusión social, con rentas muy bajas o paradas de larga duración.

Los empleos que genera este programa tienen una duración máxima de un año y se destinan a la realización de obras o servicios de interés general y social a partir de los proyectos de empleo presentados por los ayuntamientos, según ha informado la Consejería regional de Empleo en nota de prensa.

Las contrataciones con cargo a este programa se dirigen principalmente a personas con familias que no superen el 80 por ciento del IPREM por persona, paradas de larga duración o en riesgo de exclusión social por los servicios sociales de cada municipio.

También priorizará la contratación de personas con discapacidad y, “siempre que sea posible”, más del 50 por ciento de las personas contratadas serán mujeres ante el “desequilibrio que sigue existiendo hoy en día en el mercado laboral”.

Las personas interesadas en participar en el programa deben cumplir una serie de requisitos para garantizar que las contrataciones cumplen con su finalidad principal, tales como es promover la integración social.

En concreto, deben tener 18 años cumplidos y menos de 65; estar inscritas como personas demandantes de empleo en el Servicio Canario de Empleo (SCE), con el periodo de desempleo mínimo que se establezca para cada colectivo; figurar empadronadas en el municipio que ejecute el proyecto, con una antigüedad superior a seis meses.

También se podrá obviar la antigüedad mínima, así como el requisito de empadronamiento, únicamente cuando queden puestos por cubrir o en los casos de personas víctimas de violencia de género.

Añade que con el objeto de que los puestos de trabajo que se prevé financiar con cargo al programa tengan el impacto más transversal posible en la sociedad, se aplicará el criterio de rotación y no repetición, es decir, no haber participado en los últimos 12 meses en ninguna Política Activa de Empleo ni Planes de Empleo Social del SCE, en que haya sido subvencionada la contratación de la persona desempleada, salvo que haya sido por un período inferior a seis meses.

Además no podrá participar más de una persona por núcleo familiar, a no ser que, una vez satisfechas todas las solicitudes, queden plazas por cubrir en los proyectos.

Los ayuntamientos interesados disponen de 15 días, a contar desde la publicación del acuerdo-marco en el tablón de anuncios del SCE, para solicitar su adhesión a través de la sede electrónica de ese organismo autónomo y participar así en el programa anual, que prevé la contratación y mejora de la empleabilidad de en torno a 2.800 personas desempleadas.

TE PUEDE INTERESAR