sanidad

Los alumnos con trastorno autista se multiplican por cuatro en España, hasta los 69.000

En el último decenio, aumenta un 15% su integración en centros ordinarios; se reclama “mayor conocimiento social”
Los alumnos con trastorno autista se multiplican por cuatro en España, hasta los 69.000
Celebración del Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo en la sede de Apanate, en La Laguna. | DA

Naciones Unidas instauró el 2 de abril como Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, fecha para visualizar a las personas con trastorno del espectro del autismo (TEA) y sus familias y promover el ejercicio afectivo de sus derechos.Según la OMS, uno de cada 160 menores tiene el Trastorno del Espectro Autista, aunque diferentes estudios evidencian que, actualmente, uno de cada 100 niños y niñas tiene TEA y que esta cifra seguirá creciendo.

El número de niños y adolescentes con trastornos del espectro autista (TEA) matriculados en el sistema educativo no universitario en España prácticamente se ha cuadruplicado entre los cursos 2011-12 y 2021-22, según datos de Funcas. En total, los estudiantes con TEA en España ascienden a 69.000, de los que el 83% son varones. En torno a cuatro de cada cinco (84%), estudian en aulas compartidas con alumnado sin necesidades educativas especiales y el resto recibe educación especial en centros específicos o en unidades ad hoc de centros ordinarios.

La Confederación Autismo España, entre ellas Apanate, ha lanzado una campaña de sensibilización que pone el foco en la prevalencia del autismo y en la importancia de visibilizar que, según los últimos cas´culos, se estima que hay unas 470.000 personas autistas en España, el 1% de la población.

Bajo el lema Autismo cerca de ti, las asociaciones señalan que “están a nuestro lado, más cerca de lo que creemos, y puede que no lo sepamos”. Es por ello que promueve un “cambio de actitud” en la sociedad que desemboque en “comprensión, tolerancia y respeto” hacia las personas con trastorno del espectro autista y sus familias.

Según afirma esta entidad, “buena parte de la sociedad española desconoce lo que es el autismo, su variabilidad y su especificidad”, por lo que pone el foco en los “mitos y falsas creencias” que aún persisten sobre la condición y que repercuten, “de manera negativa, en la calidad de vida” de las personas autistas y sus familias. Por eso, insisten en que “el autismo no lleva asociado ningún rasgo físico diferenciador”.

Entre 2011 y 2022, el porcentaje de este colectivo integrado en centros ordinarios de España subió más de 15 puntos. En el curso 2021-22 (último con datos disponibles), las personas con TEA en el sistema educativo representaban el 0,84% del total del alumnado, mientras que, 10 años antes, esta cifra se situaba en el 0,24%, en una tendencia similar a la de otros países occidentales.

Mejor diagnosis

Este aumento se atribuye a las mejoras en la diagnosis, que han posibilitado la identificación de más niños y jóvenes con TEA que, bien ya formaban parte del sistema educativo, bien se han ido incorporando a él con diagnósticos tempranos.

La presencia de estudiantes con TEA aumentó en todos los niveles educativos. El porcentaje en Educación Primaria (que ha pasado del 0,22% del total de matriculados en el curso 2011-12, al 0,92% en 2021-22) se acerca a la cifra de la prevalencia poblacional del autismo (1%).

En cambio, su participación en la enseñanza Secundaria no obligatoria solo es del 0,26% respecto al total del alumnado en Bachillerato y el 0,16% en Formación Profesional Superior.

La inclusión de los alumnos con TEA en los centros ordinarios implica el trabajo de toda la comunidad educativa y, especialmente, del profesorado. El 75% de los profesionales que participaron en una encuesta de Autismo España en 2021 afirmaron haber recibido formación sobre TEA. Pero, “a pesar del esfuerzo del sistema educativo, los recursos humanos expertos son insuficientes para atender debidamente el aumento de los estudiantes con necesidades especiales”, opinan las familias y la comunidad docente.

Reiteran la importancia de contar con apoyo experto en las aulas, “además de la ayuda específica que necesitan para adaptarse a las rutinas de enseñanza-aprendizaje y de convivencia, sus compañeros de clase precisan formación para manejar situaciones complejas”.

TE PUEDE INTERESAR