¡Así, no!, por José Ángel Rodríguez Martín

Llevo unas pocas horas tratando de digerir la mutación kafkiana que ha sufrido el formato o modelo de la gestión de la RMBLP, en aras de una esotérica renovación en su funcionamiento institucional