Un verano veinte veinte

Sería ideal salir de Canarias y del ‘show’ ibérico en jet. Pinchar discos en Las Maldivas con Jenny del Olmo seduce”

Miserables

Miserables

París y Buenos Aires en bicicleta es lo suyo. Al igual que Miami en descapotable con una brava mexicana al volante

El pulso de Tenerife

A raíz del maldito coronavirus hemos redescubierto que se puede cumplir con la jornada laboral sin acudir al puesto de trabajo, a excepción del peluquero o peluquera. Sufrido Juan Castañeda.

Abraza Canarias

Estoy contigo. En los amaneceres cálidos y también sombríos, en la canícula de la pandemia. Y te cojo la mano, aunque no deba”

A vueltas

Desactivado el estado de alarma, sus majestades, Felipe y Letizia, iniciaron en Las Palmas de Gran Canaria su gira oficial por las sufridas comunidades del Reino, pasando por alto que

El 1 por ciento

“Difícil remar hacia la meritoria exigencia cuando se excluye a las Matemáticas de las materias comunes del Bachillerato”

Todo me parece bonito

"Ante el desbarate procede prescribir jarabe de palo, aunque solo uno fuera o acontezca en las Urgencias del HUC”

Flores y cardos

“La intelectual independiente que recaló en Educación topó con la intriga, un inoportuno coronavirus, dinosaurios y el estado de alarma”

Polvos y lodos

Las calles del centro de La Laguna invitan a vagar de aquí para allá y a sentarse, si se tercia, en una terraza con biruji. Castañean los dientes, suceden escalofríos

San Borondón

Maldita y suspirada Fase 2. Peñascos agraciados y esperanza para el resto de dolientes afortunadas”

Morir a montones

Morir a montones

Los que mueren no hablan. En España, ya, cerca de treinta mil. Por el momento, transitan en desamparo. Es como si Becquer los viera y rimase, lento, sus versos: “¿Vuelve el polvo al polvo? ¿Vuela el alma al cielo? ¿Todo es sin espíritu, podredumbre y cieno?