Los últimos meses han traído desafíos globales que afectan a la industria del turismo. Las fronteras cerradas, el distanciamiento, las ciudades paralizadas, los vuelos suspendidos, los vehículos sin circular y los alojamientos cerrados. Este fue el contexto en el que vivimos durante mucho tiempo.

Ahora que las cosas parecen retornar poco a poco a su rumbo habitual, ¿es posible volver a viajar? La respuesta es sí, pero en una nueva situación. A pesar de que las investigaciones con respecto al virus han avanzado junto con la vacunación masiva, todavía estamos lejos de volver a lo que anteriormente conocíamos como lo normal.

Teniendo en cuenta que la época post-COVID no es lo mismo que viajar al pasado antes de toda esta tragedia, podemos pensar en nuevas formas de viajar. Sí se puede hacer, bajo circunstancias que son manejables en el día de hoy. En otras palabras, por ahora viajar será muy diferente a lo que acostumbrábamos.

El blog de viajes Mochileros TV sirve como fuente de información para planificar viajes, tanto en momentos regulares como en la era post-COVID. Además de las recomendaciones habituales como comenzar la planificación con tiempo e informarse sobre el destino, habrá que tomar medidas adicionales en este nuevo contexto.

Las condiciones del destino

La pandemia ha causado estragos a nivel internacional, pero algunos lugares se han visto afectados de forma negativa mucho más que los demás. De hecho, podría ser que en tu país se recomiende no visitar una lista de destinos debido a que se considera que las condiciones no están dadas para hacer una visita segura.

El estado del sistema sanitario, la apertura de fronteras, el tránsito interior, e incluso la atención en los organismos internacionales. Y todo esto sin mencionar la cantidad de contagios, recuperaciones y defunciones diarias. El conjunto determina el estado actual del país a visitar.

Incluso si la situación sanitaria no es una preocupación (aunque debería), hay que pensar en cómo es la vida en ese país en la actualidad. Por ejemplo, a una persona que busque explorar no le gustaría enterarse de que el tránsito está sumamente restringido en el país destino, por lo que no tendría libertad de movimiento.

Conocer las restricciones

La manera en la que los países han reaccionado al virus son diferentes entre sí. En algunos sitios, apenas se han tomado medidas para evitar la paralización de la economía, mientras que otros han cerrado a cal y canto sus fronteras internas y externas. Incluso, cada lugar actualiza constantemente sus políticas para adaptarse a nuevas situaciones.

Por ejemplo, la Unión Europea permite que sus ciudadanos viajen como turistas a las naciones que conforman el bloque, mientras que mantiene fuertes restricciones para recibir visitantes de América Latina. Otros lugares solo aceptan turistas vacunados. Algo similar podría ocurrir con el destino que quieres visitar.

Incluso, algunos países solicitan guardar cuarentena 2 semanas en un hotel o una residencia (a veces sin siquiera poder utilizar el transporte público). En estos casos, no tendría sentido hacer un viaje de tan solo un par de semanas porque sería tan restrictivo que carecería de sentido el viaje.

Las medidas generales también son diferentes de país en país. Por ejemplo, en algunos es obligatorio el uso de mascarilla en lugares públicos o al estar en grupo, mientras que en otros es una medida completamente opcional. Un punto intermedio que se está comenzando a ver es el uso opcional para las personas que ya están vacunadas.

Seguro de viaje

Son imprescindibles para los viajeros que quieren ir a ciertos destinos, aunque ahora más que nunca. En algunos casos, las aerolíneas solo aceptan vender boletos si el pasajero cuenta con un seguro específico para la COVID-19, además de las coberturas nacionales. Algunas de ellas son la garantía para no perder vuelos y los reembolsos.

En ocasiones, el seguro de viaje también incluye la garantía por el alojamiento. Esta política es ahora imprescindible, ya que el cambio constante de las medidas hace que la cancelación sea mucho más probable que antes. Eso sí, hay que leer claramente la garantía para asegurar tener un reembolso.

Pruebas PCR y “pasaporte sanitario”

No existe como tal un pasaporte diferente para las personas que ya están vacunadas, pero se considera como que sí es así. Esto ocurre cuando el país a visitar solicita que todos los visitantes estén inmunizados, como si fuera parte de su pasaporte. La tarjeta de vacunación cuenta como un nuevo requisito para viajar.

Lo que sí tienen en común todos los lugares es que se necesita contar con una prueba PCR negativa, realizada entre las últimas 48-72 horas antes del viaje. En algunos países se necesita otra prueba al ingresar al aeropuerto, además de guardar cuarentena por un tiempo que podría ir entre 3 y 14 días.

Sobre el papel parecen demasiados factores adicionales para manejar a la vez, pero no es tan diferente a lo que hacemos habitualmente antes de un viaje. Habrá que investigar más, tener cuidados adicionales, acostumbrarnos a entornos nuevos incluso en un destino repetido. Todo vale la pena para volver a viajar, siempre con responsabilidad.