Degustar una auténtica paella valenciana en la capital del Turia se ha convertido, desde hace tiempo y para muchos de quienes deciden visitar la ciudad de la luz y del color, en una actividad imprescindible.

Sin embargo, no siempre se tiene ocasión de disfrutar de la auténtica receta de paella. Lo mejor en estos casos es echar mano de la tradición, optando por restaurantes que trabajen su receta tradicional casera transmitida de generación en generación y que mantenga los ingredientes y la esencia de este plato tan característico de la gastronomía valenciana.

Una experiencia culinaria sin igual

Quienes han tenido la oportunidad de probar una verdadera paella valenciana han podido apreciar los matices en su sabor y la más que interesante combinación de ingredientes que, por otra parte, resulta bastante sencilla. La paella es un plato que huye de esos barroquismos culinarios que poco aportan a una receta donde el arroz es, y así debe seguir siendo, el verdadero protagonista.

Los cocineros profesionales oriundos de Valencia comparten la opinión de que es fundamental respetar los principios básicos de la receta, así como huir de los experimentos. “Paella es sinónimo de tradición y lo mejor es elaborarla conforme se ha llevado haciendo desde hace cientos de años. Las técnicas de alta cocina no casan con la esencia de paella, al igual que ocurre con el trato de los ingredientes, que debe ser siempre lo más natural posible”, explican.

Con todo, la paella es un plato que no deja de sorprender y enamorar tanto a quienes se deciden a probarla por primera vez como quienes la degustan de manera recurrente. “Es un plato que cuenta con todo lo necesario para encandilar, y es buena señal que lo siga haciendo para traspasar este amor por el plato estrella de la cocina valenciana a las futuras generaciones”, añaden.

El mejor restaurante para comer una auténtica paella en Valencia

Esta delicadeza que requiere la elaboración de la paella no es ningún desafío para uno de los equipos de cocina que actualmente trabaja en el que es considerado por muchos como el mejor restaurante de la ciudad para comer una paella auténtica y genuina.

“Muchos nos preguntan por el secreto de nuestra receta, pero creednos cuando decimos que el secreto está simplemente en ceñirse a la receta tradicional, que cuenta con todo para que el plato salga espectacular”, comenta el equipo del restaurante Palace Fesol, el mejor valorado por quienes han tenido la oportunidad de probar sus variedades de paellas. “Con respeto por la receta tradicional, la selección adecuada de ingredientes y la debida experiencia se puede preparar una paella valenciana 100% auténtica”, comentan.

El papel que Palace Fesol ha jugado en la prolongación de las experiencias culinarias valencianas más auténticas ha sido fundamental para mantener viva la esencia de los platos que forman parte de la cocina valenciana. Es más, mantener la identidad de uno de los platos típicos de la gastronomía levantina es todo un desafío si se tienen en cuenta los actuales hábitos de alimentación.

“Quien decide comer paella valenciana auténtica es porque busca un plato auténtico, donde las sensaciones las den los verdaderos protagonistas del plato: los ingredientes que, junto al arroz, hacen que degustarla sea toda una delicia”, explican desde Palace Fesol. “Es de por sí un gesto que merece reconocimiento, ya que la paella forma parte de la historia gastronómica española y es uno de los máximos representantes de la auténtica cocina, lejos de los platos donde priman los aditivos y relegan a un segundo plano la autenticidad de los ingredientes”, añaden.

Palace Fesol es uno de los nombres con más camino recorrido en el panorama culinario valenciano. Cuatro son las generaciones de cocineros que han trabajado bajo el techo del mismo restaurante, trabajando día a día las recetas tradicionales valencianas y ofreciendo al consumidor una experiencia en boca sin igual.

“Cuando hablamos de tradición, nos referimos a las sensaciones primigenias que muchos de nuestros antepasados experimentaban al entrar a comer a un restaurante de la época, sensaciones que perseguimos a día de hoy y que hacen de Palace Fesol un lugar totalmente diferente de cualquier otro de Valencia”, explica su equipo.

Según el feedback recogido por el equipo actual que regenta el restaurante, la inmensa mayoría de las opiniones sobre Palace Fesol son positivas, a tenor de lo recogido en portales de referencia en cuanto a opinión y reseñas del público se refiere. “Que las experiencias de los consumidores sean tan positivas demuestra que la cocina tradicional todavía gusta y que trabajamos ingredientes seleccionados y auténticos, ofreciendo una experiencia de cocina auténtica a nuestros clientes”, añaden.

Tal y como recogen algunas opiniones del Palace Fesol, se trata de una de las mejores opciones para degustar una verdadera paella valenciana por la calidad de sus ingredientes, su inmejorable ubicación (en pleno corazón de Valencia), la buena mano con la que su equipo sigue demostrando ser el equipo de cocina más diestro en arroces, la extrema delicadeza con la que preparan cada plato y las buenas sensaciones que son capaces de ofrecer a cada comensal.

Acerca de Palace Fesol

Palace Fesol es un restaurante centenario fundado hace más de un siglo en la capital del Turia. Desde su apertura hasta nuestros días, la excelencia ha caracterizado el trabajo del restaurante, uno de los pocos que todavía conserva la esencia de los restaurantes de antaño y ofrece, al mismo tiempo, una experiencia moderna y dinámica en el local.

Y es que el restaurante Palace Fesol comparte espacio con una taberna diseñada para recoger lo más característico de la carta del restaurante y adaptarla a las necesidades de quien prefiere disfrutar de un pequeño picoteo, almuerzo o piscolabis con amigos o familiares, aunando comodidad y distensión sin renunciar a los mejores sabores del recetario local.

Su gran capacidad de adaptación, convirtiendo al Palace Fesol en un restaurante de referencia para disfrutar de los mejores platos de la cocina valenciana, ha sido una característica de su equipo desde su fundación. Un rasgo que, por otra parte, le ha permitido mantenerse en lo más alto del panorama culinario valenciano.