El Gobierno de España ha decidido que ladrones, violadores, terroristas, y delincuentes de toda indole reciban su vacunación antes que los ciudadanos. Desde hace días ya se esta vacunando a presos en España, sanitarios acudiendo a las carceles con coches y furgonetas de grandes dimensiones.

Se está pinchando la dosis de Janssen a todos los presos, uno por uno, módulo a módulo, sin reparar en el límite de edad. Cualquier recluso condenado o preventivo, tenga 18, 25 o 32 años, está recibiendo ya su dosis, muy por delante del ritmo de la población general. Según publica El Codindecial de la mano de Nacho Abad.