El grupo familiar Hidramar ha sido seleccionado hace poco por el consorcio que gestiona la explotación del yacimiento de petróleo y gas que BP y Kosmos Energy desde este 2020. La empresa no ha querido confirmar la noticia. Fuentes del sector de los hidrocarburos en Senegal han confirmado este jueves a Puertos928 que la fase de acceso a contratistas ya está cerrada. La presencia de Hidramar en este circuito de las reparaciones en los buques y la plataforma creada en la frontera marítima que une a Senegal con Mauritania.

En la zona hay varios depósitos potenciales. Se estima en 15.000 millones de metros cúbicos en los 33.000 kilómetros cuadrados de superficie. Hidramar cumple este 2020 treinta años. Si el modelo de negocio de la firma canaria se fortalece, tiene actividad para las próximas tres décadas. Y es que BP. La firma de ingeniería Meen & Meen apunta que hay recursos naturales por explotar para 30 años por BP y Kosmos Energy.

En 2022 las empresas canarias interesadas en este negocio como Zamakona Yards o Lavinia tendrán capacidad para asumir trabajos intensivos ante el reto técnico que significa atender una explotación marina de 2.500.000 metros cúbicos. En total, hay en juego dar cobertura a reparaciones navales de plataformas que moverán la extracción de 10 millones de metros cúbicos en 12 pozos en total.

El control de los pozos está en un 10% en el lado de Senegal por Petrosen y en el lado de Mauritania por SMH-PM. Existe una diferencia con la participación de ganancias entre BP y Kosmos Energy. En Senegal, es 60% BP, 30% Kosmos y 10% Gobierno de Senegal. En Mauritania, es 62% BP, 28% Kosmos y 10% de Mauritania. De todo esto, BP ha pagado 1.000 millones a Kosmos Energy.

La comercialización de la producción de gas ya ha sido objeto de una licitación internacional que fue ganada por BP Gaz Marketing (una subsidiaria de BP) y el contrato final debe firmarse en 2020 por un período de 20 años. De momento, pocas firmas canarias presentes en el proyecto. Eiffage con su socia italiana Saipen ha ganado por 350 millones un contrato de planta de transformación de crudo. McDermott la ingeniería subacuática en UTE con una filial de General Electric, presente en el Puerto de Las Palmas, por 750 millones para ingeniería, adquisición, construcción e instalación. La base flotante es un contrato de 1.000 millones de euros que ha ido a parar a TechnipFMC, la empresa que en España dirige Ángel Alejandre Duch.

Golar LNG, propiedad de uno de los accionistas mayoritarios de Norwegian Air, hará trabajos por valor de 1.300 millones por arrendamiento y operación de buque por un período de 20 años. El buque de Golar finalmente no se construirá en Canarias porque los Astilleros Keppel de Singapur han ganado la puja. Solo en estos contratos, el volumen de inversión ya es de casi 4.000 millones que tocarán de perfil en las islas.

McDermott transportará 250.000 toneladas de equipos que deben llegar principalmente al puerto de Nouakchott en un intervalo de tiempo de 18 meses a más tardar a partir de 2020. En este total, habrá 110.000 toneladas de tubería para conectar 80 a 100 kilómetros de tuberías submarinas. El desafío logístico es simplemente enorme. Por ejemplo, habrá equipos que pesen 350 toneladas de pieza. Hay que sumar el transporte de rocas por Eiffage.