La joven estudiante italiana a la que se le inocularon, por error, seis dosis de la vacuna de Pfizer contra el Covid está empezando a notar las consecuencias de este acto.

Según ha publicado el periódico italiano ‘Corriere della Sera’, Virginia, la joven de 23 años, está esperando a que los médicos y expertos evalúen su caso y determinen si efectivamente esa deshidratación tan profunda que sufre se debe a las dosis recibidas de la vacuna.

Lo cierto es que la joven bebe siete litros de agua al día  y aún así no mejora.

Dicen los médicos y los virólogos, que el exceso de dosis puede producir en el sistema inmune el efecto contrario y provocar que el cuerpo no pueda producir anticuerpos.  Por tanto, en caso de confirmarse esa hipótesis, tendrían que volver a vacunarle.

Dice la joven que no piensa denunciar a la enfermera y al médico que le vacunaron, salvo si sufriera graves consecuencias en el futuro. “Alguien tendrá que responder ante un tribunal”, aseveró la joven.