Ayer la embajadora marroquí en España, Karima Benyaich, criticó de una manera cotundente “las recientes declaraciones a la prensa y ante el parlamento” de la ministra española de Exteriores, Arancha González Laya, que según ella “ponen en cuestión el respeto mutuo y la confianza a las que hizo referencia el presidente del Gobierno español”, Pedro Sánchez.

La embajadora marroquí, llamada a consultas por su gobierno a Rabat la pasada semana, hizo esta declaración leída ante los medios desde la sede del ministerio de Exteriores en al capital marroquí, adonde fueron llamados los medios de comunicación con carácter de urgencia.

Benyaich aclaró que las declaraciones de González Laya a las que hacía referencia no son unas en concreto, sino “varias a lo largo de estos días”, y consideró que en ellas “presenta hechos erróneos y utiliza palabras inapropiadas”.

“La crisis actual  ha desvelado las segundas intenciones y los objetivos de ciertos medios en España que siguen perjudicando los intereses superiores de Marruecos desde la recuperación del Sáhara marroquí en 1975”

“Marruecos toma nota y actuará en consecuencia”
La embajadora concluyó diciendo que por estas palabras de la ministra, “Marruecos toma nota y actuará en consecuencia”, sin entrar en otros detalles.