El popular actor porno Nacho Vidal habla por primera vez de la enfermedad que padece en un vídeo que ha decidido compartir con sus seguidores a través de su canal de YouTube. Se trata del síndrome de Reiter, una afección sistémica caracterizada por manifestaciones oculares conjuntivitis o uveítis (inflamación del ojo), artritis reactiva y uretritis (inflamación de la uretra).

“Tengo una enfermedad que contraje sin darme cuenta hace mucho tiempo a lo largo de toda la historia del porno, cogiendo gonorreas y clamidias”, lamenta el intérprete del cine para adultos mirando a cámara. “En mi caso, yo he cogido unas 50 veces gonorrea y unas 50 veces clamidia, con la que yo me tomaba una pastillita. ¿Qué pasa? Aparece el virus del Reiter, es un virus que está en tu sangre con las gonorreas y las clamidias; está dormido, como el herpes, hasta que un día tienes un bajón de defensas muy fuerte y aparece”, reconoce.

Fue entonces cuando Nacho Vidal comenzó a padecer diferentes síntomas dolorosos, como fiebres muy altas, prostatitis o inflamación en la mano, y decidió someterse a la prueba del sida, que afortunadamente le dio un falso positivo. Aunque era tanto el dolor que sentía el actor que llegó a comunicarle a los médicos que se quería suicidar.

“Yo lloraba solo de dolor, incluso con la morfina. Volvía a mi cama arrastrándome, me metía debajo de la colcha y pedía morir. Eso es el Reiter”, continúa relatando el intérprete. Una situación bastante complicada que le impide seguir con una vida normal. En estos momentos está tramitando la discapacidad.