El director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, ha explicado hoy que antes de que esto suceda recomendarán el confinamiento de la población, puesto que la previsión es que una vez la lava alcance el mar se produzcan «pequeñas explosiones» y desprendimientos de ácido clorhídrico.

Esta colada procedente del volcán de La Palma, que avanza a 15 metros por hora, es, junto a la que atravesó el campo de fútbol, la que mayor carga tiene, mientras que la primigenia se encuentra alimentada de manera muy débil.

En cuanto a la colada de lava procedente del volcán de La Palma que pasó por encima del campo de fútbol, parece que toma una dirección hacia el sur de la montaña de La Laguna, lo que la acercaría hacia la que está más cerca del mar.

En concreto, el director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, ha destacado que la colada que se espera que llegue al mar tiene «un enorme aporte de energía», aunque también ha comentado que parece que se ha ralentizado.