Los puertos de Burela, Celeiro y A Coruña avisan de que la situación es «crítica» y piden medidas «urgentes» para paliar una situación que ya era complicada y que ha agravado el paro de transportistas, que les impide mover el pescado, una mercancía que «se va a tener que destruir».

Por otro lado, la delegada del Gobierno en Aragón, Rosa Serrano, ha mantenido un encuentro este viernes con representantes de la CEOE y otros afectados por las protestas en el sector del transporte y ha advertido de que, de seguir así, «en unos días podríamos hablar de ese desabastecimiento que no nos gustaría que los aragoneses tuvieran».

La Policía Nacional y la Guardia Civil han detenido a un total de seis personas, denunciado a 34 e identificado a 595 en diversos piquetes y tras incidentes desde el inicio de la huelga de transporte, según datos del Ministerio del Interior de este viernes.

Las primeras consecuencias se empiezan a vivir en Canarias con el sector del plátano de Canarias valora paralizar parte de su actividad a partir de la semana que viene, al no poder desbloquear la distribución de sus exportaciones desde algunos de los puertos esenciales para su actividad en la Península, ni contar con garantías de disponibilidad de suficientes contenedores de exportación para el envío de fruta recolectada en la próxima semana.