Hoy la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha informado del terrible caso de una persona de 65 años, sin vacunar, que decidió aislarse tras dar positivo en un autotest de antígenos adquirido en una farmacia, pero, sin embargo, no comunicó a nadie el resultado de la prueba a ninguna autoridad sanitaria y actualmente se encuentra en la UCI.

La paciente manifestó síntomas compatibles con la COVID-19 a finales del mes de julio y cuatro días después se hizo el citado test. Para estos casos, la Consejería de Sanidad recuerda que “es esencial llamar al teléfono gratuito 900 112 061 ante el menor síntoma (tos, fiebre, dolor de cabeza, diarrea…) para poder activar los protocolos establecidos para la detección de casos de coronavirus”.

Desde la Consejería de Sanidad recuerdan que es esencial llamar al teléfono gratuito 900 112 061 ante el menor síntoma (tos, fiebre, dolor de cabeza, diarrea…) para poder activar los protocolos establecidos para la detección de casos de coronavirus.