Sociedad

Letizia: “Me ha gustado mucho”

“Me ha gustado mucho”, le confesó ayer la reina Letizia a Daren y Yumalai, los dos alumnos del CEIP San Matías encargados de hacerle entrega de un libro elaborado por todos los escolares del centro. Este colegio, ubicado en el lagunero barrio de Taco, ha sido el escenario escogido este año para llevar a cabo la apertura oficial del curso escolar, un acto en el que también estuvieron presentes el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo; el presidente del Gobierno canario, Fernando Clavijo; el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, y el alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz, entre otras autoridades.

La visita, que se inició sobre las 11.30, despertó la curiosidad de cientos de vecinos que, agolpados a las puertas del centro desde muy temprano, no quisieron perderse la oportunidad de saludar a la reina e, incluso, cantarle el cumpleaños feliz, pues el viernes cumplió los 45 años. Su majestad, acompañada por las autoridades, y el director del CEIP San Matías, Jacinto Díaz, pudo conocer algunas de las señas de identidad de este centro que, desde hace ya más de cuatro décadas, ha apostado por trabajar aspectos como la innovación o la convivencia.

<
>

El recorrido por las aulas (en total visitó tres) arrancó en Segundo de Primaria, para luego conocer la clase de matemáticas, convertida en una venta de productos locales. La reina pudo conversar con los más pequeños y conocer algunas muestras de la gastronomía local, como los merengues, las galletas gomeras, el almogrote, verduras frescas y el mojo. Uno de los alimentos que le llamó la atención fue la piña tropical, desveló la profesora responsable de este aula, María Loño. Durante este momento, uno de los pequeños, Christian, se saltó el protocolo y gritó ¡Leti, Leti!; luego confesó que estaba muy “nervioso” por la visita real, pero también contento. Los escolares de Infantil, de entre tres y cuatro años, fueron los últimos en conocer en persona a su majestad. “Los niños estaban muy contentos y se portaron muy bien durante la visita”, relataron algunos de los docentes. Tras el recorrido por las tres aulas y la visita improvisada al huerto escolar, los pequeños del San Matías, en el patio del colegio, arroparon a la reina y la saludaron con banderas de España y de Canarias hechas por ellos mismos. Durante el recorrido, doña Letizia se acercó a varios de los corrillos y pudo conversar de cerca con los niños. Incluso, preguntada por uno de estos pequeños, le explicó quiénes conformaban el resto de la comitiva. Tras recibir el libro elaborado por los escolares, que incluía, entre otros detalles, fotos de la reina, del rey Felipe y de las infantas Leonor y Sofía, su majestad no tuvo inconveniente en ponerse de cuclillas en el suelo para conocer de cerca a los pequeños del aula Enclave de este colegio y a sus profesores. Antes de dejar el centro, la comitiva también conoció de primera mano las iniciativas que lleva a cabo el colegio de a cargo del profesorado, el Consejo Escolar y el AMPA. Los niños de San Matías fueron ayer los verdaderos protagonistas de la visita real. Su inocencia y desparpajo, sin duda, cautivaron a la reina, quien no dudó en responder todas las preguntas, sacarse fotos con ellos o abrazarlos. “Esto es un recuerdo para toda la vida, una experiencia única”, relató una de las alumnas del centro. “Me hacía mucha ilusión conocerla en persona, porque la veo siempre en las revistas”, dijo otra de las menores. Así, una de las profesoras, recalcó que esta visita ha servido para que los pequeños conozcan la realidad de la monarquía, y que estos son personas cercanas, que no llevan corona. Antes de culminar el segundo acto de la Casa Real en Canarias en lo que va de año – el primero tuvo lugar en abril- su majestad saludó a todos los vecinos que no quisieron perderse este día único para este barrio, principalmente de familias trabajadoras. Muchas de las vecinas agradecieron la elección de San Matías para la visita de la reina y, también, doña Letizia les dio las gracias a ellas por acudir a saludarla.

Este colegio cuenta con cerca de 370 alumnos y alrededor de 30 docentes. En sus casi cuatro décadas de historia, el centro ha sido pionero en la implantación de programas de formación bilingüe, ha apostado por iniciativas que fomentan la vida sana y el cuidado del medio ambiente y ha desarrollado actuaciones centradas en fomentar la convivencia y la relación con el barrio. “Ha sido un día histórico”, concluyó el director.

TE PUEDE INTERESAR