CD Tenerife

Leandro Cabrera y Tony Sánchez tienen a los filiales ‘B’ y ‘C’ del CD Tenerife líderes en sus grupos

El equipo de Maziño manda en Tercera División recién iniciada la segunda vuelta, mientras que el regional rompe los registros en el grupo segundo de Segunda Categoría

Leandro Cabrera ‘Maziño’

Ya era hora de que los filiales más grandes de categoría del CD Tenerife fueran protagonistas en sus respectivas competiciones, aunque el objetivo principal de estos equipos es formar jugadores para que algún día puedan llegar al fútbol profesional, y algunos incluso puedan pertenecer al representativo.

Tampoco nos podemos olvidar del juvenil nacional que entrena Cristo Marrero, que en el grupo canario trata de acabar con la hegemonía de la UD Las Palmas. Además, el infantil B acaba de disputar la final de Consolación ante el Inter de Milán en el Torneo LaLiga Promises, que se celebró días pasados en Arona. Todo son buenas noticias en la cadena de filiales del CD Tenerife.

Dos son los entrenadores que han colocado a sus respectivos equipos en lo más alto de sus categorías: Leandro Cabrera Maziño (Tenerife B) y Tony Sánchez (Tenerife C).

El primer filial, después de mucho tiempo, lidera el grupo canario de Tercera División. “El secreto de nuestra trayectoria es el grupo de trabajo. Cuento con futbolistas comprometidos, con una predisposición al trabajo, tanto con el cuerpo técnico como con el club. Todos remamos en la misma dirección y eso se refleja en el comportamiento del equipo”, asegura Maziño.

En el terreno meramente competitivo, el objetivo del Tenerife B es acabar entre los cuatro primeros para jugar el play-off, con la idea de ser primeros para que el camino hacia el ascenso sea menos espinoso.
“El primer objetivo es formar futbolistas para el primer equipo, y a partir de ahí, no perder la cara a la competición. Ahora es importante defender la primera plaza.

El domingo nos visita el Santa Úrsula, un conjunto muy complicado, pero tenemos que seguir la línea regular que llevamos en casa, donde no hemos perdido, y ver si somos capaces de sacar los tres puntos”, indicó el entrenador tinerfeño.

Al tratarse de un equipo joven y sin experiencia, el liderato puede suponer un peso extra para la plantilla, aunque para Maziño tiene el efecto contrario: “Con los jugadores que poseo y la personalidad que tienen, no es un peso extra ser líderes. Es un premio para ellos, para que sigan avanzando con el objetivo de que el liderato se alargue todo lo que se pueda”.

Por último, el exentrenador, entre otros, de CD Vera y CD Buzanada expresó su satisfacción por la trayectoria de sus hermanos pequeños.
“A nivel general, nos están saliendo bien las cosas. El juvenil, de la mano de Cristo Marrero, está haciendo un temporadón. Aún le quedan 12 jornadas, sabemos que es difícil, pero están en una línea ascendente, de menos a más, y eso es importante para el grupo. En cuanto al Tenerife C, está demostrando ser superior a cualquier equipo, y esperamos que sea campeón antes de lo previsto, además de formar futbolistas para el Tenerife B. Los técnicos estamos con mucho trabajo diario ayudando a los futbolistas para que crezcan como personas y como profesionales”.

Toni Sánchez

Paseo militar

Por su parte, los números del Tenerife C en el grupo segundo de Segunda Categoría no dejan lugar a las dudas: 16 triunfos de 17 partidos, máximo artillero con 81 goles y solo 7 encajados.
“Una de las claves de la buena trayectoria de mi equipo es la calidad de la plantilla. También por el trabajo que se hace desde la captación, y por la labor que se viene desarrollando en el área del fútbol base. Estos números son acordes a la plantilla que tenemos. A los que estamos trabajando dentro no nos coge por sorpresa. La idea antes de empezar el curso era estar en la primera posición, aunque estas cifras son bastente elocuentes. Que solo cinco equipos hayan sido capaces de perforar nuestra portería es un detalle a tener en cuenta”, asegura Tony Sánchez, entrenador del C.

El técnico blanquiazul vive una segunda etapa en la cadena de filiales del CD Tenerife. “En mi primera etapa salieron futbolistas para el fútbol profesional, y esa es la idea que intentamos transmitir ahora a los miembros de la plantilla. Si el trabajo es serio y hay sacrificio diario, creo que es posible seguir sacando futbolistas como se ha venido haciendo en los últimos años”.