La buena salud económica no concuerda con la realidad

El Ayuntamiento de Candelaria vuelve a presentar un superávit de 3,5 millones de euros en 2015, pero no crecen las partidas en servicios
Grupo municipal de Sí se puede / NORCHI
Grupo municipal de Sí se puede / NORCHI

El Ayuntamiento de Candelaria vuelve a presumir de buena salud financiera, según el resultado presupuestario de 2015 dado a conocer en el pleno del miércoles, que se cerró con 3.481.209,74 euros de superávit y un remanente de tesorería para gastos generales de 6.847.648,15 euros.

Estas buenas cifras que presentó el concejal de Hacienda, Airam Pérez Chinea, contrastan con los ocho millones de euros que aún mantiene el Consistorio en el apartado de dudoso cobro, y con el retraso que se mantiene para la presentación de los presupuestos de 2016, que serán muy parecidos al vigente (unos 20 millones de euros) y que están parados por la redacción de la RPT (Relación de Puestos de Trabajo), pendiente del visto bueno del secretario, quien ya advirtió de la ilegalidad de las anteriores cuentas, que están sujetas a sentencia judicial por meter en la relación 11 cargos de confianza cuando la Ley permitía 7, que son con los que en realidad cuenta el Ayuntamiento. Esta buena salud económica contrasta también, como denunció Mayca Coello, portavoz de Sí se puede, con “la situación real que enmascaran estas cifras aparentemente positivas”.

Coello se refirió al evidente empeoramiento y deficiente calidad de algunos servicios públicos esenciales, como la limpieza, el abastecimiento de agua potable, el mantenimiento de los espacios públicos y de las instalaciones municipales y el mantenimiento de unas condiciones retributivas precarias y desiguales de los trabajadores o que existan dificultades para abonar la deuda contraída con el personal laboral en concepto de antigüedad, aparte de la reducción de gastos en áreas como Servicios Sociales, Pesca o partidas para Mujer, Menor y Familia.

Subestación, guaguas y Aqualia

Sí se puede preguntó a la alcaldesa, Mari Brito, por el visto bueno del Gobierno regional a la subestación de Las Caletillas, rechazada por el Pleno de Candelaria. “No podemos hacer nada al ser declarada de interés general, e incluso el tendido de Red Eléctrica tendrá más impacto medioambiental, al no aceptársele la modificación”, contestó.

El PP presentó una moción, también rechazada por el Gobierno municipal, en la que exigía la mejora de la conectividad del municipio con el Hospital de La Candelaria y la Universidad de La Laguna. Jorge Baute, edil de Transporte, avanzó que “está prevista una reunión con el Cabildo para hablar de ese asunto y del transporte a la demanda

sí se puede propuso que se constituya la Comisión de Seguimiento y Control de Aqualia, moción que fue rechazada por el Gobierno con el habitual “ya se trabaja en ello”. Airam Pérez avanzó que siete miembros de la Corporación formarán esa comisión, ninguno de la oposición, ante el asombro de Mayca Coello.

 

TE PUEDE INTERESAR