SOCIEDAD

La periodista tinerfeña María Rozman gana un Premio Emmy en Washington

La santacrucera, ya nominada en otras cuatro ocasiones, logra el prestigioso galardón con una serie de reportajes sobre El Salvador

Imagen de archivo de María Rozman durante una entrevista al presidente de EE. UU. Barack Obama. / DA
Imagen de archivo de María Rozman durante una entrevista al presidente de EE. UU. Barack Obama. / DA

La periodista tinerfeña María Rozman fue galardonada el pasado 25 de junio con un premio Emmy al ser la productora de una serie de reportajes sobre El Salvador que mereció este reconocimiento de la Academia de Artes y Ciencias de la Televisión de Estados Unidos. Rozman, nacida y criada en Santa Cruz de Tenerife (ciudad que abandonó tras diplomarse en Empresariales  por la Universidad de La Laguna, para luego licenciarse en Ciencias de la comunicación en EEUU), ya había optado en otras cuatro nominaciones al Emmy, tanto por su desempeño en canales de televisión en Denver (Colorado) como en Washington para la CNN en español. Finalmente ha sido en su nuevo desempeño como jefe de informativos de Telemundo Washington cuando ha logrado el máximo galardón de la televisión estadounidense, en este caso correspondiente al área capitalina. Además, la llegada de Rozman ha supuesto un impulso considerable a la citada filial de Telemundo, ya que nunca habían ganado el premio durante sus veinte años de existencia y desde su fichaje se han llevado hasta 16 premios.

El trabajo por el que Rozman ya figura entre los mejores de la TV USA es una serie de cuatro reportajes sobre El Salvador, ya que muchos emigrantes de dicho país residen hoy en Washington. La categoría en cuestión (Outstanding feature news report serious series) es una de las más prestigiosas por cuanto se recompensa al mejor trabajo sobre asuntos serios (literalmente), lo que en España se denomina como actualidad informativa.

Rozman cuenta con otros premios de renombre y ha entrevistado en dos ocasiones a un presidente de los EE.UU. en ejercicio, en ambos casos Barack Obama.