fotografía

365 días tomando fotos al Teide cada cinco minutos

El astrofotógrafo Daniel López ha logrado capturar este año más de medio millón de imágenes de Las Cañadas, en el marco del proyecto ‘Teide, laboratorio de nubes’

Cada cinco minutos dos cámaras dispuestas en el Centro de Investigación Atmosférica de Izaña, de la Agencia Estatal de Meteorología, toman una foto. La primera ofrece un plano corto del Parque Nacional, con el Teide como protagonista; la segunda, una panorámica que suma a la imagen el paisaje del valle de La Orotava y Las Cañadas. Esas dos cámaras son las herramientas que dan forma al proyecto Teide, laboratorio de nubes, en el que trabaja desde hace un año el reconocido astrofotógrafo de Huelva, residente en Tenerife, Daniel López, con la colaboración y apoyo del Teleférico del Teide y de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). “Vine a Canarias por su cielo hace 10 años; es de los mejores del mundo”, dice convencido el artista que ha publicado imágenes en revistas como National Geographic y que ha compartido su trabajo con la NASA en su página de APOD (Astronomy Picture of the Day), que elige la fotografía astronómica del día.

Cuando se forman nubes diferentes (como las mammatus) o cuando la calima o la nieve caen sobre la Isla, cuando aparecen los gorros del Teide o cuando comienza la floración de la retama, las dos cámaras de la Aemet aumentan su trabajo, reducen el tiempo de espera entre foto y foto, y logran captar con detalle el paso del tiempo. Ya son más de medio millón de imágenes que ocupan hasta ocho terabytes de capacidad. Capturas que López controla de forma remota desde cualquier lugar en el que se encuentre gracias a un sistema que ha creado él mismo partiendo de su formación y conocimientos como ingeniero y motivado por su inquietud como artista. “Hago un seguimiento constante a través de mi móvil gracias a un sistema que diseñé yo mismo, en el que puedo ajustar desde cualquier parte del mundo los parámetros de las cámaras, que son profesionales”, enfatiza.

El proyecto fue una propuesta del Teleférico. “Ellos se pusieron en contacto conmigo para llevar a cabo la iniciativa hace un año, a finales de diciembre”, agrega López. Desde entonces han conseguido fotografiar todo, o casi todo. “Este año se nos congeló una cámara durante una nevada”, ejemplifica. Por ese motivo, el proyecto puede alargarse unos meses más. “En principio, vamos a intentar captar la nevada de este año -continúa-. El objetivo era un año, pero hemos obtenido tantos datos interesantes que cabe la posibilidad de que Teide, laboratorio de nubes pueda extenderse un año más, con más cámaras en el terreno que logren capturar detalles”, adelanta López para el DIARIO. “Y si somos más ambiciosos aún, este proyecto se podría poner en marcha en otros Parques Nacionales de las Islas”. En todo caso, el fruto de su trabajo se convertirá en un timelapse y en una exposición fotográfica que tiene el propósito de ser itinerante. “Ya tenemos más de 300 fotografías dignas de formar parte de una muestra”, se sincera.

TEIDE 5.JPG TEIDE 4.JPG TEIDE 3.JPG TEIDE 1.JPG
<
>
Secuencia de imágenes del Teide en diferentes épocas del año | DANIEL LÓPEZ

Para procesar tal cantidad de imágenes, Daniel López se encuentra a la espera -cuando se realizó la entrevista- de un superordenador que usarán para gestionar datos y convertir las fotos en vídeos. “Tenía la esperanza de que saliera un proyecto peculiar e interesante, todo el equipo imaginaba que saldrían fotos increíbles, pero nos hemos sorprendido, y mucho. Para mí lo más espectacular ha sido ver como florece el Parque Nacional, como el valle se va volviendo amarillo y blanco, y luego como va marchitándose todo y como vuelve a quedar como al principio. También me sorprenden las formaciones de los gorros del Teide, como aparecen, incluso de noche, y como desaparecen”. La fecha para descubrir esas imágenes no se ha determinado aún. “En enero o febrero comenzaremos a pensar en el formato de exposición que queremos”, comenta. Teide, laboratorio de nubes nació con un triple objetivo. “Científicamente, es interesante para la Aemet descubrir, por ejemplo, cómo entra y sale la calima.

Ellos convertirán las fotos y timelapses en datos científicos”. Un segundo objetivo más creativo, en el que se descubren los colores y las formas del Teide a través de la fotografía. Y un tercer objetivo de divulgación, “Teleférico pretende llevar las imágenes a todas las Islas para que se conozca en profundidad nuestro Parque Nacional”, concluye. Estos han sido 365 días de trabajo duro para Daniel López, pero también gratificante. “Esto te tiene que gustar, porque es duro en general, pero el resultado final es espectacular y eso llena”, se sincera el astrofotógrafo, quizá el único profesional de esta rama de la fotografía en España. Habrá que esperar todavía un poco más para descubrir el resultado del trabajo de Daniel López. Esperar solo un poco más para conocer de primera mano el laboratorio de nubes que es el Parque Nacional del Teide, un laboratorio también para el arte.

INGENIERÍA Y FOTOGRAFÍA

Daniel López es un ingeniero de profesión; un fotógrafo de vocación, que comenzó en la astrofotografía a los 14 años; y un onubense enamorado del cielo de Canarias, nombre que toma su proyecto y su página web, muy conocida por todos los isleños (elcielodecanarias.com). “Es muy complicado dedicarse a tomar este tipo de fotos. En el mundo se pueden contar a los profesionales de esto con los dedos de las manos, en España soy yo solo. Este es un trabajo muy duro por el que he estado noches sin dormir, pero que deja grandes satisfacción”, finaliza.