SANIDAD

Reclaman que la rehabilitación se preste en los hospitales y ambulatorios de Canarias

12.200 firmas se entregarán el martes en el Parlamento para exigir un servicio destinado a evitar secuelas graves físicas y neurológicas

HOSPITAL DEL SUR TENERIFE
Hospital del Sur. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

Más de 12.000 firmas serán entregadas mañana en el Parlamento de Canarias para pedir que las fuerzas políticas cumplan el compromiso adquirido en el mes de abril para dotar de los recursos necesarios los servicios de terapia ocupacional en los hospitales y en los centros ambulatorios de especialidades del Archipiélago (CAE), una carencia que perjudica severamente a pacientes que residen en La Palma, La Gomera y El Hierro, y en el caso de Tenerife, en los municipios alejados del área metropolitana.

Esta prestación es fundamental para el tratamiento de rehabilitación de personas que han sufrido un ictus o padecen patologías degenerativas neurológicas, lesiones medulares, politraumatismos, así como para recién nacidos prematuros.

El déficit de este servicio y su repercusión en las listas de espera provoca serias complicaciones a los afectados, ya que, una vez reciben el alta hospitalaria, ven interrumpido su tratamiento, que en la mayoría de casos debe ser inmediato y continuo. “Se les da el alta desde que están estables pero precisan de una continuidad en los cuidados”, relata a este periódico Diego Moguel, presidente de la Asociación de Terapeutas Ocupacionales de Canarias (Aptoca), que pone como ejemplo el caso de un paciente que haya sufrido un ictus y tenga que esperar cuatro meses en lista de espera. “Cuando ese paciente nos llega, ya tiene una cronicidad y prácticamente no podemos intervenir, lo cual nos produce una gran frustración”, señala. Por eso, para acabar con esta situación, pide ampliar este servicio de rehabilitación a hospitales y CAEs del sistema de salud de las Islas y, de esta manera, “universalizar un derecho recogido en la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud”, apunta Moguel.

Las más de 12.000 firmas que se depositarán el martes en el registro del Parlamento corresponden a pacientes y familiares de todas las islas y pretenden “recordar” a los grupos políticos que se comprometieron el pasado 22 de abril en la Comisión de Sanidad a “la aplicación efectiva y al desarrollo de esta prestación en todos los hospitales públicos de la Comunidad Autónoma y en centros ambulatorios de especialidades que ofrecen rehabilitación en su cartera de servicios”.

Esta petición cuenta con el respaldo de los cabildos de Tenerife, La Palma, La Gomera y Fuerteventura y de una decena de ayuntamientos, entre ellos los de Santa Cruz, Las Palmas, La Laguna, Adeje y Granadilla. También se han sumado entidades como la Sociedad Científica de Pediatría de Tenerife, la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias, la Coordinadora de Discapacitados Físicos de Canarias y la Asociación Canaria de Daño Cerebral Adquirido.

LA TERAPIA OCUPACIONAL ES CLAVE PARA GANAR LA MÁXIMA AUTONOMÍA

La Asociación de Terapeutas Ocupacionales de Canarias advierte que cualquier suspensión o retraso en una rehabilitación específica puede ocasionar daños irreversibles, tanto físicos como neurológicos. La terapia ocupacional busca que las personas con discapacidad alcancen los máximos niveles de independencia posible. La rehabilitación se afronta conjuntamente en una triple dirección: la fisioterapia, que concentra los mayores recursos; terapia ocupacional y logopedia.