Otras coordenadas

Un millón de habitantes

Más de un millón de habitantes de hecho viven en la isla de Tenerife. A 1 de enero de 2017, se suman a los 890.000 de derecho, el 41,30% de Canarias, la media de turistas existentes en la isla

Más de un millón de habitantes de hecho viven en la isla de Tenerife. A 1 de enero de 2017, se suman a los 890.000 de derecho, el 41,30% de Canarias, la media de turistas existentes en la isla. Estos fueron, en 2016, 5,6 millones, que, con una estancia media de 7,60 días, totalizan 42,6 millones de pernoctaciones, que nos ofrecen una media de 116.000 turistas al día. Tenerife con ello tiene el 36,5% del turismo de Canarias, que suma 120 millones de pernoctaciones. Para completar la población de hecho de la isla debemos añadir los residentes de hecho no incluidos en las dos categorías anteriores, que con datos cruzados hemos evaluado en 40.000 habitantes más. Donde básicamente se encuentran los extranjeros europeos, incluidos los españoles que residen largas temporadas en Canarias y que no se dan de alta como residentes, y los residentes en las islas de La Palma, La Gomera y El Hierro, con residencia efectiva de larga temporada en Tenerife. En conjunto suman 1,046 millones de habitantes en Tenerife.

Tenerife es un triángulo organizado en torno a tres ámbitos geográficos, el área metropolitana, Santa Cruz, La Laguna, Tegueste y El Rosario, con 390.000 habitantes, el 43,8%. El área norte, de Tacoronte a Buenavista, con 15 municipios y 220.000 habitantes, y el Sur, con 12 municipios, de Candelaria a Santiago del Teide, con 280.000 habitantes. Al tiempo, el peso turístico relativo distorsiona el resultado, al tener que sumar a la zona sur 90.000 turistas día y 12.000 más no empadronados, lo que suma 382.000 habitantes efectivos, el 37% del total. Mientras el área metropolitana suma 411.000 habitantes, el 39% del total y el Norte quedaría con 250.000 habitantes, o sea el 24% de la Isla. Este es el resultado de localizarse en el Sur el 77% del turismo, con el Norte al 18% y el área metropolitana al 5%. El paro se mantiene sobre el 25%, siete puntos por encima de la media española.

Este juego triangular permite evaluar su funcionalidad, en primer lugar desde el binomio empleo-movilidad. Tenerife funciona en términos de mercado de trabajo día, como isla ciudad, turismo y servicios son los grandes motores que exigen asegurar las movilidades, las externas y en el ámbito insular la propia. En términos relativos a su población, Tenerife es la isla más deficitaria en carreteras de Canarias. Después de 20 años sigue sin cerrar-mejorar el anillo insular, su obra más prioritaria, mejorar mantenimientos y señalización y reforzar las obras previstas por tramos. Añadimos el olvidado cierre del anillo por La Laguna, a la zona Bajamar-Punta del Hidalgo. Y como nuevo anillo de movilidad, el acceso de la fibra óptica para todos.

El tráfico es función de actividades, su localización equilibrada lo mejora. La sanidad universal repite el esquema triangular a impulsar, centro, norte y sur, para el más del millón de habitantes usuarios del sistema, incluido el turista sanitario no residente, pero con análogos derechos. Al igual que la escuela, que con ella se conforman las dos dotaciones principales para estabilizar la población. Y la vivienda, con protección pública, que las complementan y que lleva más de 15 años sin asumirse por la Administración. En conjunto, las administraciones, de forma coordinada, debieran concentrarse en realizar sus “funciones propias”, abandonando las impropias que tanta distorsión producen y dedicarse al fomento de la actividad económica, reforzando la ejecución de infraestructuras y dotaciones. Con una gestión del territorio mucho más ágil y efectiva. Ofrecer seguridad jurídica, para el desarrollo de las hoy llamadas “ocupaciones avanzadas”, hacia donde debemos avanzar con decisión.