Economía

Los Llanos de Aridane logra poner a cero el contador de la deuda financiera

El Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane ha logrado poner el contador a cero de la deuda con las entidades bancarias. Un momento “histórico”, como calificó la alcaldesa de la localidad, Noelia García, este logro de dotar de “salud financiera” a la Corporación tras seis años de que el Partido Popular asumió el Gobierno municipal. ...read more →

El Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane ha logrado poner el contador a cero de la deuda con las entidades bancarias. Un momento “histórico”, como calificó la alcaldesa de la localidad, Noelia García, este logro de dotar de “salud financiera” a la Corporación tras seis años de que el Partido Popular asumió el Gobierno municipal.

Noelia García recordó que en 2011, cuando entraron a gobernar, el estado de las cuentas municipales era grave, con una abultada deuda a proveedores; con Endesa amenazando de cortes de luz por impagos y los bancos con el grifo cerrado.

La cura fue difícil porque requería de medidas de ajuste duras, a través de un plan que aprobó el Ayuntamiento de acuerdo con el Ministerio de Hacienda. En este proceso valoró en especial la contención en todas las áreas para “no gastar por encima de las posibilidades y eliminar los gastos superfluos”.

“La realidad es que hoy hemos eliminado la deuda; los proveedores cobran en tiempo; no tenemos pólizas de crédito; disponemos de más capacidad de inversión y prestamos mejores servicios a los ciudadanos, lo que nos permite mirar con optimismo el futuro, controlando el gasto de forma racional”. La alcaldesa adelantó, además, que están trabajando en una serie de ordenanzas para que “los ciudadanos gasten menos y tengan más dinero en sus bolsillos”.

García Leal agradeció a los ciudadanos que a pesar de los ajustes que tuvieron que realizar, “siguieran confiando en nosotros para llevar a buen puerto el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane”. Una tarea en la que destacó el papel realizado por el concejal de Hacienda, Mariano Hernández, quien señaló que “ha sido obra del trabajo de un gran equipo, que asumió las riendas del Ayuntamiento, teniendo por bandera la estabilidad presupuestaria”.

El concejal recordó que cuando entraron a gobernar se encontraron con una deuda global de más de 15 millones, que en materia financiera llegó al pico máximo de seis millones en 2012. “Desde entonces hemos trabajado muy duro” para pagar la deuda a proveedores, el agua, que “aquí no se pagaba (3 millones de deuda con el Consejo Insular de Aguas), el servicio de luz, etc”.

La deuda a proveedores recordó que ascendía 7 millones, con un período medio de pago de las facturas que llegó a estar por encima de los 365 días. “A día de hoy hemos actualizado el sistema de facturación, con un período medio de pago que está en 6 días”, explicó Hernández.

“En apenas seis años se ha zanjado la deuda bancaria; con la Reserva de la Biosfera; el Consorcio Insular del Servicios o el Consejo Insular de Aguas (pagando 13.000 euros al mes)”. Otro de los frentes que destacó el concejal fue la puesta al día, “con mucho sacrificio”, de las diferentes pólizas de crédito.

La política económica municipal también ha experimentado mejoras en la recaudación, con la instauración del calendario de impuestos, que “ha acabado con las tensiones de tesorería” . Además de instaurar el pago por vía ejecutiva, que no se aplicaba. “En Los Llanos no todos los vecinos pagaban los impuestos y eso se ha acabado”, apostilló.

Todo ello dibuja, a juicio del edil popular, una “realidad radicalmente opuesta a los años de dificultades, con una deuda financiera cero; con pago a proveedores con una media de seis días; y donde Los Llanos de Aridane se suma a la red de ayuntamientos españoles que han hecho bien su tarea”.

Por último, de “dantesco” calificó Mariano Hernández Zapata la situación económica que se encontraron cuando llegaron al Gobierno municipal en el año 2011. “En esa época, Noelia y yo, atendíamos a una media de sesenta proveedores al día que venían a tocar a la puerta del Ayuntamiento por las facturas impagadas, que en el mejor de los casos llevaban un año sin cobrar y en el peor hasta cuatro años”. El primer teniente de alcalde destaca que “si en ese momento no cogimos los matules y nos echamos a correr, va ser difícil que ahora no sigamos afrontando los problemas del día a día en el municipio más importante de la isla de La Palma” .