Prospecciones de Marruecos

PSOE, Podemos y NC acusan al Gobierno de Canarias de ‘bajar los brazos’ con las prospecciones de Marruecos

Los grupos de la oposición, excepto el PP, han exigido hoy al Ejecutivo canario que "se ponga las pilas" y que lidere la oposición a los sondeos petrolíferos en aguas cercanas a las islas

Buque de sondeos petrolíeros. / DA

PSOE, Podemos, NC y ASG han exigido hoy al Gobierno de Canarias que “se ponga las pilas” y que lidere la oposición a las prospecciones petrolíferas en aguas cercanas a las islas autorizadas por Marruecos, ya que al ejecutivo regional “se le oye poco” y parece que “ha bajado los brazos”.

En una comparecencia en el pleno del Parlamento, el consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento, Pedro Ortega, dijo que el objetivo del ejecutivo es que no se produzcan las prospecciones, pero para ello hay que informarse, prepararse y tener una estrategia, conducirse con serenidad y sentido común, “no como los locos dando saltos”.

Si los sondeos son en aguas soberanas de Marruecos, como les ha informado el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, “la capacidad de maniobra es muy limitada”, más allá de pedir las máximas garantías medioambientales”, reconoció Ortega.

Los grupos de la oposición, excepto el PP, coincidieron en que el Gobierno de España no tiene ni legitimidad moral ni política para pedir a Marruecos que paralice las prospecciones autorizadas a la multinacional italiana ENI en aguas próximas a Lanzarote y Fuerteventura, por lo que ha de ser el ejecutivo canario el que lidere la respuesta y las acciones para declarar un santuario marino internacional que proteja la biodiversidad de la zona.

El diputado del PP Miguel Jorge Blanco defendió la soberanía de Marruecos para realizar prospecciones petrolíferas en sus aguas, de manera que España y Canarias no pueden sino exigir que se hagan en condiciones de seguridad. “Lo demás es engañar a los canarios”, aseguró.

La diputada del PSOE Dolores Corujo puso en duda el compromiso del Gobierno de Canarias, dado que en la anterior legislatura Fernando Clavijo, era favorable a las prospecciones de Repsol autorizadas por el Gobierno de España siempre que hubiera garantías medioambientales y beneficio económico para Canarias.

Además, continuó, “da la sensación” de que el Gobierno de Canarias “ha bajado los brazos, que da por buenos los argumentos marroquíes y que no tiene esperanzas de que cambie de opinión”.

Según la representante del PSOE, son las instituciones canarias, con su Gobierno al frente, las que deben movilizarse para conseguir que Marruecos desista y no darse por contentos con las invitaciones a reuniones y las promesas “del mismo Gobierno que autorizaba las prospecciones en aguas españolas”.

El diputado de CC Mario Cabrera reafirmó el compromiso de su partido contra las prospecciones marroquíes, el mismo con el que se opuso a las prospecciones españolas, y defendió que las instituciones canarias apoyen a las organizaciones ambientalistas que quieren crear un santuario de biodiversidad en el mar entre las islas y el continente africano.

Natividad Arnáiz, de Podemos, afirmó que las prospecciones ya han comenzado, pese a que oficialmente se niegue, y se mostró preocupada con la resignación que transmite Clavijo.

Román Rodríguez, portavoz de NC, consideró que ante la imposibilidad legal ni moral de que el Gobierno de España pida al de Marruecos “que no haga lo que él hizo”, es el ejecutivo canario el que tiene que liderar la posición contraria a las prospecciones, pero “se les oye poco”.

Casimiro Curbelo, de ASG, también exigió una posición clara del Gobierno autonómico ante la falta de legitimidad del Gobierno de España para oponerse a las prospecciones marroquíes y afirmó que si no se declara la protección de esas aguas habrá prospecciones, sean de Marruecos o de España.

El consejero replicó que el Gobierno de Canarias tiene “las pilas puestas” y está dispuesto a actuar, pero con serenidad y paso a paso, y reconoció que si las prospecciones son en aguas soberanas marroquíes “la capacidad de maniobra es muy limitada”.

Lo primero es recabar toda la información, y por eso Ortega y Clavijo se han reunido con el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, quien a su vez se ha comprometido a pedir toda la información a Marruecos sobre la zona exacta a explorar, las fechas y el cumplimiento riguroso de la normativa medioambiental.

Además de recabar información, el Gobierno de Canarias ha pedido un informe jurídico sobre la normativa aplicable en los distintos escenarios posibles sobre las prospecciones, ya que son aguas entre los dos países sin que se haya fijado internacionalmente la mediana.

Hay que despejar dudas sobre si las prospecciones se sitúan en el mar territorial o en la zona económica exclusiva, ya que no está definida la mediana entre ambos países, dijo Ortega.

El Gobierno canario ha pedido al ministro que reactive el grupo de trabajo con Marruecos para fijar la mediana, lo cual aumentaría seguridad jurídica, indicó Ortega.

La tercera línea de actuación del Gobierno de Canarias es impulsar la cooperación con Marruecos para fomentar el uso de energías renovables.

“Somos conscientes de los riesgos de las prospecciones, pero no se puede ir como los locos dando saltos, hay que hacerlo con rigor, hay que informarse lo primero y establecer una estrategia”, insistió Ortega.

También aseguró que si al Gobierno de Canarias “no se le oye” es porque está trabajando. “No tenemos por qué airear lo que estamos haciendo”, afirmó, e insistió en abordar el asunto “desde el rigor y la serenidad”.