EDUCACIÓN

ANPE defiende la “calidad” que aporta la escuela rural al sistema

El sindicato mayoritario en Canarias reclama el servicio de acogida temprana para las unitarias y reclama a Educación sensibilidad con las singularidades de la Isla

El responsable de ANPE en La Palma y el presidente del sindicato. | DA

La realidad de la isla de La Palma requiere un trato diferenciado también en materia educativa. Así lo defiende el sindicato ANPE, mayoritario en Canarias en el sector educativo, que demanda especialmente el respaldo a los centrosque desarrollan su actividad en el ámbito rural. Tanto las escuelas unitarias, como a los centros de Primaria e Institutos.

Sobre las escuelas rurales, el presidente de ANPE, Pedro Crespo, que se desplazó a La Palma esta semana, señaló que “estamos convencidos que son una realidad que suma y no resta en calidad al sistema”, anteponiendo este valor al economicista, que entiende que no es un modelo viable. “La calidad de estos centros y la que le da su presencia al barrio es muy alta y el Gobierno no tiene que plantearse reducirlas”, añadió.

“Si desaparecen estos colegios o se eliman aulas en las zonas rurales, las familias acaban desplazándose a los municipios más poblados o a otras islas, y los barrios acaban desapareciendo, matando poco a poco las zonas rurales”, comentó Adalberto Expósito, delegado de este sindicato en La Palma, que valoró el trabajo de estos centros en la Isla. “Realizan muchas actividades, crean mucha vida, implican mucho a los padres, son un colectivo muy unido y hacen cosas interesantes”, añadió.

Expósito valoró la implicación que está teniendo el Cabildo para resolver algunos problemas que presentan los centros, como la mejora en el transporte público para el alumnado. Si bien indicó que todavía hay mejoras pendientes, como la necesidad de dotar a las escuelas rurales de acogida temprana, que muchas de ellas no poseen todavía. Un servicio que disponen algunos centros porque cuentan con la colaboración de los ayuntamientose. De ahí que el sindicato solicite al Cabildo y a los ayuntamientos que subvencione a través de las Ampas la acogida temprana en los centros de las zonas rurales de La Palma.

Mostró también su preocupación por la desaparición de unidades que se está produciendo en los Centros de Educación de Infantil y Primaria debido al descenso de natalidad, así como las dificultades que sufren los alumnos para acceder a optativas por las dificultades para el desplazamiento. “Nosotros pedimos una consideracion diferente a las islas capitalinas y ampliar la oferta formativa y no mirar los números”, añadió. Una realidad que también se da en los ciclos formativos.

Y es que, como indicó Pedro Crespo, la problemática se encuentra en las ratios. “La apuesta por la doble insularidad de la que habla el Gobierno se tiene que notar en cosas como estas y no tratar igual a una zona de crecimiento como el sur de Tenerife en los ratios en comparación con La Palma”.

Otra de las cuestiones que preocupa al sindicato es la situación de profesores que comparten la jornada laboral en más de un centro. Una planificación que se llevaba antes desde la Isla, que conocía las dificultades que implica el desplazamiento, y que ahora se realiza en Tenerife. “Así hacen compartir a un profesor una jornada en Barlovento y Puntagorda, o en Los Sauces y El Paso”, añadió Expósito.