Economía

Canarias batalla por mantener su posición turística

La Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife advierte de una desaceleración en el ritmo de llegada de visitantes por la apertura de mercados del Mediterráneo, el ‘brexit’ y el precio del petróleo, que está subiendo y afecta al transporte

El ministro de Turismo, Álvaro Nadal, participó en la promoción de los productos locales a través de las degustaciones en la feria ITB de Berlín. DA
El ministro de Turismo, Álvaro Nadal, participó en la promoción de los productos locales a través de las degustaciones en la feria ITB de Berlín. DA

La feria internacional de turismo ITB, que se celebra estos días en Berlín, se ha convertido en un frente en el que los empresarios canarios, tras unos años “extraordinarios”, batallan por mantener posiciones en el importante mercado alemán, ante la rápida recuperación y el auge de los destinos del Mediterráneo, como Túnez, Marruecos y, sobre todo, Turquía. La temporada de invierno se desarrolla con normalidad en las Islas, pero la preocupación viene por la ralentización de las reservas ante la de verano, según la opinión de representantes empresariales de las Islas consultados por Efe.

El mercado de Alemania es muy importante para Canarias: en 2017, más de tres millones de turistas de ese país visitaron el Archipiélago, aproximadamente el 20 % de los más de 14 millones de turistas extranjeros, según datos de Frontur y del Instituto Canario de Estadística. La importancia relativa del mercado alemán es muy significativa en islas como Fuerteventura (40%), La Palma (34%) y Gran Canaria (22%), y también tiene un gran peso en Tenerife (13%) y Lanzarote (12%). La preocupación y las reacciones ante la recuperación de los destinos del Mediterráneo no son homogéneas y dependen del producto que se ofrece. Unos asumen que después de años de crecimientos “brutales”, en los que los hoteles se reservaban completos con cuatro meses de antelación, ahora hay que acostumbrarse a la normalidad.

Los riesgos

Esta sensación se une al último informe de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, que prevé una desaceleración del turismo este año. Además, advierte de que existen un conjunto de factores externos que pueden influir de manera significativa en el devenir del sector durante los próximos años.

El petróleo está subiendo, lo cual constituye una amenaza para los costes de los transportes; también hay que contar con que países con una intensa atracción turística, como Túnez, Turquía y Egipto, están retornando lentamente al mercado, después de las penalizaciones sufridas por los atentados. Cambios a los que hay que sumar la deriva que pueda tener el brexit, dado el importante número de británicos que visitan todos los años las Islas.