Fuencaliente

El Gobierno concluye su tarea con el balneario de la Fuente Santa

Se trata de un proceso del que es competente el Cabildo tanto en la elaboración y en la aprobación de las Normas de Conservación, como en su evaluación ambiental, este último aspecto desde la entrada en vigor la Ley del Suelo

El Gobierno de Canarias ha señalado una serie de “defectos” en la revisión que está realizando el Cabildo de La Palma de las Normas de Conservación del Monumento Natural Volcanes de Teneguía, un trámite necesario para poder construir el balneario de la Fuente Santa. Estas objeciones tendrán que ser subsanadas por la Corporación insular para sacar adelante esta modificación de la ordenación del espacio natural.

Se trata de un proceso del que es competente el Cabildo tanto en la elaboración y en la aprobación de las Normas de Conservación, como en su evaluación ambiental, este último aspecto desde la entrada en vigor la Ley del Suelo, según informó el director general de Ordenación del Territorio del Gobierno de Canarias, Pedro Afonso, quien destacó que el Gobierno ya terminó su trabajo en este proceso.

De ahí que aclare que es el Cabildo quien aprueba esta revisión y no el Gobierno de Canarias, tal y como indicó recientemente el presidente insular, Anselmo Pestana, a propósito de la compra o expropiación de los terrenos donde iría el futuro balneario de la costa de Fuencaliente, que supeditó a la aprobación de este documento por parte del Ejecutivo. “El Gobierno es una Administración consultada más en el trámite de la evaluación ambiental”, insistió Pedro Afonso.

En esa consulta, el Ejecutivo canario ha planteado una serie de defectos que ha encontrado en el documento de revisión, tanto en el informe jurídico como en la evaluación ambiental. En el primer caso, presentan hasta seis objeciones al documento de revisión de este espacio natural. Así demandan la justificación de la “compatibilidad con mínimo impacto de la explotación del recurso de conformidad con la Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad”.

Reclaman también que se aporte un documento en el que se valore el impacto que tendrá sobre las haciendas públicas afectadas no solo la creación del balneario, sino también su mantenimiento, puesta en marcha y la prestación del servicio. A ello añaden la presentación de un “informe del impacto por razón de género”, así como el encaje con otra serie de normativas y planeamientos.

También ha planteado algunas objeciones a la evaluación ambiental, como el análisis de los hábitats de interés comunitario presentes en la zona donde se va a intervenir para la construcción del balneario de la Fuente Santa. Un estudio que evalúe “su estado de conservación, la previsión de su evolución, con o sin intervención en el mismo y el efecto previsible, de haberlo, en el resto del espacio protegido de los Volcanes de Teneguía”.