CULTURA

Expectación por recibir al ‘mito Achúcarro’ en La Palma Festival Internacional de Música

La vitalidad del pianista vasco de 85 años despierta la admiración entre los palmeros que llenarán el Teatro Circo de Marte el próximo 22 de junio.

A menos de un mes para que comiencen los conciertos de La Palma Festival Internacional de Música, la capital palmera se prepara para recibir a uno de los grandes mitos del piano mundial, Joaquín Achúcarro. No en vano se ha superado ya el 80 por ciento de entradas vendidas para la sesión que inaugurará la edición 2018 del Festival.

Se trata de uno de los más grandes pianistas de los últimos tiempos, intérprete habitual en todas las grandes salas de conciertos, reconocido y admirado por directores y orquestas del mundo entero.El pianista de origen vasco con más de medio siglo sobre los escenarios, que ha recibido halagos incesantes de gigantes de la música como Simon Rattle o Zubin Mehta, interpretará obras de Frederic Chopin en el Teatro Circo de Marte. Fue precisamente el compositor de origen polaco quien despertó en un jovencísimo Joaquín la pasión por la música.

Achúcarro acumula toda la madurez que le otorgan sus 85 años, pero con la capacidad de emocionar al teclado realmente intacta. Quizá el secreto resida en una vitalidad sin parangón. No en vano, en su día a día en Dallas, ciudad en la que reside y es profesor universitario, aún practica la natación, se desplaza en moto y afirma estudiar unas cinco horas diarias. Además de interpretando por todo el mundo, esa energía la renueva a diario formando a nuevos talentos en la Universidad Metodista del Sur, en Dallas. Achúcarro afirma que la docencia le ha permitido seguir aprendiendo cada día. “Es un desafío darle una solución a un joven pianista adaptada a sus cualidades”, afirmó hace algunos meses en una entrevista en El Cultural.

La presencia de Achúcarro para abrir La Palma Festival Internacional de Música consolida al evento como uno de los festivales de música clásica de referencia a nivel
nacional e internacional. Toda una joya para palmeros, visitantes, y para los propios artistas, que ya manifiestan interés por tocar en La Palma. El afamado pianista cuenta con multitud de reconocimientos a su talento y aportación a la música. En 1992 le fue concedido el Premio Nacional de Música y también la Medalla de Oro de las Bellas Artes en 1996.