VENEZUELA

Cientos de menores venezolanos son víctimas del trabajo infantil en Colombia

Cerca de 672.000 venezolanos han cruzado la frontera hacia Colombia, tanto de forma legal como ilegal, desde 2015

Cerca de 672.000 venezolanos han cruzado la frontera hacia Colombia, tanto de forma legal como ilegal, desde 2015 / FOTO: REUTERS

Más de 300 menores venezolanos son víctimas del trabajo infantil en Colombia, según ha alertado este martes el Gobierno de Bogotá, que estima que cerca de 850.000 niños de entre 5 y 17 años se encuentran trabajando en el país.

A pesar de que las autoridades han percibido un descenso de las cifras durante los últimos años, el Gobierno ha descubierto unos 5.000 casos nuevos de explotación infantil en el marco de una campaña puesta en marcha hace unos meses.

Según la legislación colombiana, los menores de quince años no pueden trabajar y aquellos que superen la edad mínima establecida no pueden ocupar empleos que pongan en peligro su vida o su integridad física.

“Hemos encontrado menores trabajando en espacios públicos, en semáforos, áreas rurales y mercados”, ha indicado Karen Abudinen, que se encuentra al frente del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF).

La agencia colombiana ha identificado al menos 350 casos de menores venezolanos que han sido víctimas de la explotación infantil en Colombia desde marzo, especialmente en aquellas provincias que hacen frontera con Venezuela.

Cerca de 672.000 venezolanos han cruzado la frontera hacia Colombia, tanto de forma legal como ilegal, desde 2015, según datos de las autoridades colombianas. Muchos de ellos huyen de la fuerte crisis económica y la escasez de alimentos y medicinas.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha indicado que aquellos que migran sin pasaportes ni permisos de trabajo están más expuestos a ser explotados. La campaña de Bogotá en contra del trabajo infantil comenzó en febrero.

“El trabajo infantil es una fábrica de desigualdad porque un niño que trabaja no tiene las mismas oportunidades que aquellos que estudian”, ha aseverado Abudinen en un comunicado. La Organización Internacional del Trabajo estima que 152 millones de niños se ven forzados a trabajar a nivel global.