Sucesos

Un quinto varón, involucrado en la agresión sexual de la nueva Manada de Gran Canaria

Estaba previsto que a los sospechosos, a los que se conoce como 'la nueva Manada', se les tomase declaración hoy, pero seguirán detenidos al menos 24 horas más

Las detenciones fueron practicadas por miembros de la Policía Nacional destinados en el sur de Gran Canaria. DA
Las detenciones fueron practicadas por miembros de la Policía Nacional destinados en el sur de Gran Canaria. DA

El caso de la presunta agresión sexual en grupo cometido durante la noche de San Juan en la zona turística del sur de Gran Canaria involucra ya a cinco varones, uno de ellos menor, y tuvo como víctima a una joven también menor de edad, según ha confirmado a Efe la Fiscalía.

En principio, estaba previsto que el Juzgado de Instrucción número 2 de San Bartolomé de Tirajana tomara hoy declaración a los sospechosos -a los que en las redes sociales ya se conoce como la nueva Manada-, pero seguirán detenidos al menos 24 horas más en la Comisaría de Policía de Maspalomas.

Aunque la causa ha sido declarada secreta, esta mañana se han confirmado de forma oficial algunos detalles: los detenidos son cinco, no cuatro, y la acusación a la que se enfrentan es la de haber participado en una agresión sexual en grupo a una joven menor de edad.

El Cuerpo Nacional de Policía ha rehusado hasta el momento revelar detalle alguno sobre lo sucedido, porque sigue recabando pruebas y testimonios para intentar aclarar lo que le ocurrió a la denunciante.

Según el medio que adelantó la noticia, Canariasahora.com, los investigadores disponen ya, entre otras pruebas, de un vídeo que supuestamente grabó con su teléfono móvil uno de los detenidos y tratan de averiguar si la menor fue drogada para facilitar la presunta agresión.

La proximidad de estos hechos con la decisión de la Audiencia de Navarra de poner en libertad a los cinco jóvenes condenados por abusar sexualmente de una mujer en los Sanfermines de 2016 y la similitud de su caso con el delito que se atribuye a los detenidos en Gran Canaria han provocado que a estos últimos se les conozca ya en varios medios de comunicación como “la nueva Manada”.

De hecho, el suceso fue ayer uno de los asuntos más comentados en Twitter en España, precisamente bajo esa etiqueta #lanuevamanada.

El suceso ha escandalizado a toda isla, en especial al ayuntamiento donde se ha producido, que alberga uno de los principales destinos turísticos de España: el complejo de Playa del Inglés y Maspalomas.

Su Consistorio ha emitido hoy una declaración pública en la que condena esta “acción totalmente intolerable, inconsciente, ruin, vil y canalla”, unos hechos “terribles que jamás debieron suceder y que, por su reiteración en otras zonas del país, como sucedió en Pamplona, producen consternación, remueven las conciencias y despiertan peligrosamente la ira social”.

San Bartolomé de Tirajana subraya que es “una vecindad fundada y desarrollada con un espíritu de creciente respeto a la convivencia pacífica, la tolerancia y la no violencia”, que repudia este “aberrante delito sexual” y se pone “total y literalmente al lado de la víctima”, para la que demanda “la máxima protección judicial y la mayor atención especializada”

“Su dolor es ahora nuestro dolor y también el dolor de la vecindad del municipio de San Bartolomé de Tirajana”, dice el alcalde de esta localidad, Marco Aurelio Pérez (PP), que se dirige a los hombres para pedirles que “no solo rechacen cualquier invitación que reciban para participar en un acto así, sino que en lo posible medien, denuncien e intervengan para que no se produzcan”.

Los cuatro detenidos mayores de edad podrían pasar mañana, jueves, a disposición del juzgado de guardia en San Bartolomé de Tirajana. El quinto, por su edad, será entregado posiblemente a la Fiscalía.

Otro en Barcelona

Además, otros seis varones fueron detenidos la semana pasada por otra presunta agresión sexual múltiple que habría tenido lugar a la salida de una discoteca de Molins de Rei (Barcelona). Tras pasar a disposición judicial los sospechosos, con edades comprendidas entre los 19 y los 26 años de edad, han sido puestos en libertad provisional, si bien se les ha retirado el pasaporte y los teléfonos móviles, según informó ayer martes el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).