Política

Podemos y Cs tratarán de impulsar una reforma electoral “más ambiciosa”

La ponencia que tramita el nuevo Estatuto de Autonomía espera concluir esta fase el próximo jueves para que la propuesta pase a la Comisión Constitucional del Congreso, que podría trabajar ya en julio

La diputada Melisa Rodríguez, portavoz adjunta de Ciudadanos en el Congreso. EP
La diputada Melisa Rodríguez, portavoz adjunta de Ciudadanos en el Congreso. EP

Podemos y Ciudadanos pelearán en el Congreso de los Diputados para que la reforma del sistema electoral que se introducirá en el nuevo Estatuto de Autonomía sea “más ambiciosa” que la impulsada desde el Parlamento regional por el PP, el PSOE, Nueva Canarias y el propio Podemos, con la oposición de Coalición Canaria. El acuerdo suscrito por estos cuatro partidos en la Cámara autonómica eleva a 70 el número de escaños (con un diputado más para la isla de Fuerteventura y nueve más que saldrán de una lista autonómica) y rebaja los topes electorales del 30% al 15% en la circunscripción insular y del 6% al 4% en el conjunto del Archipiélago.

Si todos los partidos mantienen su posición en el Congreso, este pacto saldrá adelante, ya que tanto el PP como el PSOE se comprometieron públicamente a finales de mayo a respetarlo. No obstante, Podemos y Cs intentarán abrir un debate con nuevas propuestas que impliquen “una reforma en profundidad”. La diputada de Podemos en Madrid Meri Pita se desmarcó hace semanas del acuerdo secundado por su grupo en el Parlamento regional. Ayer garantizó, al término de la ponencia del Congreso para la reforma del Estatuto, que pondrá “toda la carne en el asador”, para acercar el texto final a su intención de que en Canarias rija una circunscripción única. “Hasta el rabo todo es toro”, expresó. Pita reconoció que existe “mucha tensión sobre la reforma electoral,” porque “no es un tema baladí” en Canarias. Por ello, la diputada insistió en que agotará el proceso del Estatuto y no desaprovechará “ninguna oportunidad de negociar en profundidad”.

La portavoz adjunta de Cs en el Congreso, Melisa Rodríguez, también llamó a “abrir el debate” de la reforma electoral, y adelantó que la formación naranja defenderá su propia enmienda, pero que está abierta a negociar. “Esperamos que la comisión esté proclive a abrir un debate y a intentar buscar un punto de consenso, más allá de traer un texto imperativo del Parlamento de Canarias”, declaró. Rodríguez lamentó que se traslade a la ponencia “una solución que viene ya cerrada”. Cree que hay margen para debatirla.

La propuesta de Cs pasa por mantener los actuales 60 diputados con los que cuenta el Parlamento canario, aunque designando aproximadamente la mitad de los diputados por un criterio territorial, con las actuales circunscripciones insulares, y la otra mitad por uno poblacional, con una circunscripción autonómica. “Es mucho más ambiciosa que el maquillaje que se pretende hacer desde el Parlamento de Canarias o el no hacer nada que pretenden otros partidos como Coalición Canaria”, considera. Por su parte, el parlamentario socialista Sebastián Franquis reiteró que su grupo se ha comprometido a apoyar el pacto logrado en Canarias, y confirmó que el PP, el PSOE y NC presentarán una enmienda transaccional al respecto. Además, contó que Podemos adelantó en la reunión de ayer que, si este es el texto final, se abstendrá en la votación, algo que ha admitido igualmente Melisa Rodríguez. “Hay un acuerdo razonable entre las fuerzas suficientes para que el asunto de la ley electoral, que es lo que tiene todo el mundo en la cabeza, prospere. Pero, bueno, vamos a ir por orden”, comentó al término de la reunión el diputado de NC, Pedro Quevedo. Él confía en que el PP y el PSOE mantengan su palabra.

La única formación de la Cámara baja que está en contra de modificar la actual ley electoral en Canarias es CC. Sin embargo, su diputada, Ana Oramas, ya sostuvo en mayo que renunciaba a dar una “batalla” que consideraba “perdida”.

La próxima convocatoria de la ponencia para la reforma del Estatuto será el jueves de la próxima semana, día 21, a partir de las 9:30 horas si no hay sesión plenaria o después de esta en el caso contrario. Todos los ponentes han coincidido en fijar como objetivo la finalización de los trabajos de la ponencia, para que el Estatuto pase a la Comisión Constitucional, que podría trabajar en julio si se habilita. “Estamos acabando prácticamente”, apuntó la diputada del PP María del Carmen Hernández Bento. “Como máximo, dos sesiones”.