SOCIEDAD

Se crea el coordinador de pediatras para paliar el déficit de personal

En Canarias, el 30% de las plazas asignadas están ocupadas por médicos que no tienen la especialidad, pero el porcentaje es más elevado en Fuerteventura, Lanzarote y La Palma

LUIS ORTIGOSA
El especialista Luis Ortigosa confiesa su preocupación ante a el cambio de la norma sobre vacunación. / SERGIO MÉNDEZ

Canarias cuenta, en estos momentos, con un déficit de pediatras que alcanza el 30%. Esto supone que de diez facultativos que ejercen en esta área sanitaria, tan solo siete cuentan con la especialidad. Esta carencia de profesionales, denunciada por los colectivos de trabajadores, ha obligado a poner en marcha medidas por parte de las administraciones competentes.

La última ha sido la creación de la figura del coordinador entre pediatras de Atención Primaria (AP) y del ámbito hospitalario en la provincia tinerfeña (en la de Las Palmas existe ya), como así reclamaban los propios médicos para mejorar la funcionalidad de los departamentos. Así lo adelantó a DIARIO DE AVISOS el presidente de la Sociedad Canaria de Pediatría, Luis Ortigosa, quien aclaró que esta nueva medida, que ha sido ya confirmada a los especialistas por los responsables del Servicio Canario de Salud será efectiva en los próximos meses. Asimismo, valoró su puesta en servicio y añadió que será de gran ayuda para optimizar los recursos y mejorar la relación entre los pediatras de los centros de salud y los hospitales, en beneficio de los pacientes.

Ortigosa hizo hincapié en la carencia de especialistas en Comunidad Autónoma, un problema que afecta también al resto del territorio nacional. Matizó que el déficit se aprecia, fundamentalmente, en Atención Primaria. Sobre esta problemática la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria elaboró un informe a nivel estatal en el que se puso sobre la mesa la situación de esta especialidad médica en todo el país.

Ortigosa recordó que, aproximadamente, entre el 40% y el 50% de los pediatras que ejercen en Canarias tienen edades superiores a los 55 años, lo que supone que se jubilarán en diez años, factor que podría empeorar la situación actual.

Aunque el déficit en el Archipiélago de profesionales con esta formación en centros de salud está, como media, en el 30%, la situación difiere según cada una de las islas del Archipiélago. Así, las de mayores carencias son La Gomera (solo tiene una plaza y está ocupada por un no pediatra), Lanzarote (con un déficit del 72,7%), Fueteventura (64,7%) y La Palma (46%). Tenerife presenta un déficit del 25,8% y Gran Canaria del 27%. Por su parte, El Hierro es la única que no tiene carencias, pues las dos plazas asignadas de pediatras en centros de salud están ocupadas por especialistas.

Estos datos colocan a Canarias aproximadamente en la media nacional en lo que respecta a las necesidades, según el citado informe, el cual recalca que en España uno de cada cuatro menores no está asistido por un pediatra. Se da la circunstancia de que en el territorio nacional hay a 6.402 plazas de pediatría, de las que el 88% se corresponde a Atención Primaria.